25 febrero, 2021

Oso vacunal

Por Rodrigo Pareja聽

Al principal personero de este l谩nguido cuatrienio, del cual para su anhelada terminaci贸n restan todav铆a quinientos treinta y seis largos d铆as, la suerte le volvi贸 a sonre铆r, al permitirle una vez m谩s ingresar con letras de molde al anecdotario que la historia tiene reservada para los grandes yerros. 

Despu茅s de su afortunado e incomparable aporte a las letras castellanas, con su novedosa conjugaci贸n del verbo querer al evocar a su desaparecido Ministro de Defensa, el mandam谩s de los colombianos ha regresado con honor a esas p谩ginas inolvidables, esta vez por su donaci贸n generosa y desinteresada al mundo de la zoolog铆a. 

Hasta ahora el com煤n de las gentes conoc铆a la existencia del oso y sus distintas denominaciones y calidades, adem谩s de verlo adornando como figura central los escudos de varias ciudades y naciones del mundo. 

Con toda propiedad se hablaba del oso hormiguero, del polar, del perezoso, el de anteojos, el panda y el oso pardo, entre otros, pero no se ten铆a la m谩s remota idea de la existencia del oso vacular, tra铆do al conocimiento del mundo como otro gran aporte por el primer mandatario de este pa铆s. 

Y no solo lo gest贸 y dio vida, sino que lo amaestr贸 y de 茅l viene lucr谩ndose, gracias entre otras cosas, a la escasez de noticias y la sumisi贸n de todos los medios de comunicaci贸n, sino a la imbecilidad e ignorancia de una comunidad tan necesitada de todo, que hasta con esta clase de espect谩culos se contenta. 

Como si se tratara de inaugurar la m谩s espectacular obra de infraestructura, un puente gigantesco o una carretera monumental, un magn铆fico colegio o un gran hospital 鈥 ahora que s铆 se necesitan 鈥 el mandatario ha convertido este festival de los chuzones en la obra m谩s importante de su gobierno, merecedora de su desplazamiento con nutrida comitiva a varias regiones, desfile, alocuci贸n, izada de bandera y dem谩s parafernalia propia de estos asuntos de medio pelo.      

Este oso monumental del presidente Duque con las vacunas, algo en esta 茅poca de pandemia tan com煤n y corriente y necesario como pueden ser los servicios p煤blicos, ameritar谩 sin duda que sus acuciosos asesores lo impulsen a presentar un proyecto de ley que le permita a Colombia entrar en la lista aquella de los her谩ldicos que han utilizado el felpudo animalito en sus insignias patrias. 

Y qui茅n sabe si con la mediocridad y servilismo de eso que llaman legislativo, hasta lo consiga.