14 abril, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Hidrogeno a partir de carbón, la gran oportunidad para Colombia

Por José Hilario López 

El hidrógeno es la fuente energética que, de manera definitiva, va a resolver las necesidades de energía limpia de la humanidad. El hidrógeno en la pila de combustible genera energía eléctrica con cero emisiones de carbono, a diferencia de la pila eléctrica que tienen que recibir la energía de una fuente externa. La pila de combustible, o pila de hidrógeno, ya se usa en varios países de Europa para el transporte automotor y como fuente de energía eléctrica para la industria. 

En escritos anteriores hemos analizado las grandes posibilidades que tiene nuestro país para producir hidrógeno mediante la electrolisis del agua de mar, utilizando las energía solar y eólica en regiones como la Goajira. Ahora se abre la posibilidad de obtener el mismo hidrogeno mediante la gasificación del carbón en ese mismo departamento y en El Cesar, donde con seguridad se nos van a quedar enterradas inmensas reservas en la época de descarbonización de la energía en que se ha empeñado nuestra civilización, por razón del calentamiento global relacionado con las emisiones de CO2 generado por la combustión de combustibles fósiles, así llamados el carbón y los hidrocarburos (https://www.elmundo.com/noticia/El-Hidrogenola-energia-verde-del-futuro/380204). 

Hace poco apareció en Natura Research Custom Media un interesante artículo titulado “Una cadena de suministro de hidrogeno perfecta” (A seamless hydrogen supply chain), que muestra que el hidrógeno ha alcanzado la mayoría de edad como fuente energética limpia, competitiva con las llamadas energías renovables no convencionales (https://www.nature.com/articles/d42473-020-00544-8?mvt=i&mvn=86134f0979ae40d6b5ad5f8274cf4d52&mvp=NA-NATUCOM-11239458&mvl=Fn-Homepage%20150%20%5BHome%20Layout%20-%20New%20Design%5D).  

En efecto, el barco Suiso Frontier, diseñado y construido por Kawasaki Heavy Industries, se encuentra listo para transportar hidrógeno líquido sin refrigerantes, producido con carbón en Australia hasta Japón: una cadena de suministro intercontinental completa, desde un país con abundancia de energía (el carbón) a uno con escasez de energía. Sin lugar a duda Suiso Frontier es un hecho histórico que permitirá la transformación energética mundial hacia el hidrogeno. Esto sucede mientras el Gobierno Colombiano se propone adjudicar la construcción de una planta de regasificación de gas natural en Buenaventura, para lo cual requiere importar gas licuado desde el Golfo de México y/o de Canadá, vía California. 

Veamos con un corto repaso al proceso de producción de hidrógeno a partir del carbón. La combustión del carbón en un rector a alta temperatura y presión, mediante la inyección de vapor de agua produce hidrógeno gaseoso y monóxido de carbono (CO), mezcla a la cual, con una nueva inyección de vapor de agua y oxígeno se genera CO2 y más hidrógeno. Este proceso se hace viable si se captura y almacena el CO2, para lo cual ya se tiene a disposición tecnologías apropiadas. Existen también tecnologías que permiten unificar los dos procesos en un solo reactor, lo cual se traduce en menores costos de producción del hidrógeno. 

Para transportar el hidrógeno producido con carbón australiano se requiere licuar el gas a -253 grados centígrados y cargarlo en el Suiso Frontier. Un análisis del ciclo de vida realizado por el Instituto de Investigación e Información de Mizuho (Informe de Análisis de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero del Ciclo de Vida de la Cadena de Suministro de Hidrógeno, 2016, p. 18) confirma que la importación de hidrógeno es la mejor solución ambiental para países industrializados, como Japón y otros países del sureste asiático. El mismo informe demuestra que la huella de carbono desde la mina de carbón al motor eléctrico incluye un índice de captura y almacenamiento de CO2 tan bajo, como el del hidrógeno generado a partir de energía eólica o solar. 

Para Colombia, el país latinoamericano con las mayores reservas de carbón se abren dos posibilidades de industrialización del recurso minero: 1. Gasificación del carbón para producir un energético comparable al gas natural, el combustible esencial para transición energética hacia las energías renovables no convencionales, tema este que hemos desarrollado en anteriores escritos y 2. Producción de hidrogeno. En la gasificación de los carbones antioqueños ha estado trabajando desde hace más de una década la Facultad de Minas-Universidad Nacional, Sede Medellín, con el apoyo de las universidades Pontificia Bolivariana y de Antioquia, proyecto investigativo que debería contar con todo el apoyo de los gobierno nacional y departamental, así como de la industria nacional. Como suele repetirlo el doctor Farid Chejne, líder del proyecto de industrialización de carbones en nuestra Alma Mater: “Pareciera que Dios le pan al que no tiene dientes”. 

P:D. Acabo de recibir la triste noticia sobre deterioro de la salud del ingeniero Gabriel Poveda Ramos, pionero visionario sobre la industrialización de los carbones colombianos. Elevo una plegaria al Creador por la pronta recuperación de mi querido maestro.