27 febrero, 2021

Ya no tengo nada con Unisabaneta: Trujillo

Juan Carlos Trujillo Barrera es todo un personaje y súper agradable contertulio con un repentismo genial.  

Este político, educador y empresario reapareció para enfatizar que ya no tiene ninguna vinculación con Unisabaneta a la que ayudó a fundar y que ahora está dedicado a consolidar la única zona franca del Valle de Aburrá, Zofiva. 

Este neto conversador habló con los portales digitales El Reverbero de Juan Paz y Panoramapolitico.copor Nacho de esos asuntos y de muchos más como que su querida Sabaneta está hoy dividida en dos partes, casi rogó que se salve el proceso de paz que defiende con todo y se explayó en lo que más le gusta, botar corriente de política. 

Doctor Juan Carlos Trujillo ¿qué se había hecho usted?, ¿dónde estaba metido? Desde el 2015 no nos veíamos cuando usted hacía política conservadora en Sabaneta y estaba de rector de Unisabaneta. ¿Pero entiendo que ya no está en ese cargo? ¿Cuente a ver qué ha pasado? 

Desde el 2019 estoy retirado de todas las actividades de la Universidad de Sabaneta, donde cumplimos el ciclo. Don Ernesto Garcés, su familia y yo fundamos esta universidad en el 2008 y logramos darle educación a un número muy importante de personas y beneficiarlas como Ernesto siempre me dijo, con becas, créditos y ayudas. 

¿Vendieron a Unisabaneta? 

Las universidades no se venden, me retiré de corporado y otro grupo de corporados entraron como aportantes y ellos continúan con el proyecto. 

Desde el 2019 ya no estoy en la universidad donde fui su rector. Yo me había retirado de la actividad partidista cuando comenzamos a ver que era incompatible ser rector de una universidad y hacer política porque se siguen usando las universidades como elemento de presión política y como abuso de unos poderes que se tienen con becas, con beneficios, con la colocación de profesores, entonces me alejé de la política y ahora estoy dedicado a mis proyectos entre ellos el de zona franca en el municipio de Caldas. 

¿Cómo así?, lo conocí en gobiernos conservadores, también haciendo política, consiguiendo votos, batallando por el poder en Sabaneta, promoviendo al conservatismo y ahora de empresario en una zona franca. ¿Cómo así? 

Una zona franca es una zona especial que tiene unos beneficios tributarios y aduaneros que optimizan los impuestos en un 25 o 30% para los empresarios que se sitúen allí. 

Eso hace muy competitivas a las empresas para exportar y para vender en el mercado local, es un tema importante que me ha hecho conseguir unos socios que ayuden en unas inversiones grandes y ya hoy tenemos el 50% de la zona vendida y generamos 650 empleos. 

¿Dónde está ubicada? 

En la zona de Primavera en el sur del Valle de Aburrá, en el municipio de Caldas. 

Nosotros iniciamos ahí en el 2008 y había poca presencia industrial. Hoy en día hay mucha presencia de industrias y hemos logrado desarrollar el polo que habíamos dicho era Caldas frente al Valle de Aburrá, como un centro de producción lógico. 

¿Eso es lo que se llama Zofiva? 

Zona Franca Industrial del Valle de Aburrá, Zofiva. En Antioquia hay tres zonas francas. Las otras dos son la de Urabá y la de Rionegro. Y Zofiva que es la única en el Valle de Aburrá. 

¿Entonces está dedicado a ella totalmente? 

Es una de mis actividades principales, promover este proyecto y buscar lo mejor para todo lo que sea productividad y beneficio a todos los antioqueños desde esta localización. 

Los productos llegan directo a la zona franca sin pagar IVA y arancel. 

¿Productos específicos? 

Lo que se quiera importar, allí se procesan y sale un producto que tiene gran ventaja porque adiciona mano de obra que es la única forma de obtener riqueza, no podemos seguir exportando naranja y café, eso no da riqueza, lo que la da es lo que incorpore mano de obra, es lo que produce transformación y es lo que el mundo paga. 

Esta zona franca promueve la exportación de bienes y servicios y hace muy competitivas a las empresas que se sitúen allí. 

¿Y cómo la está promoviendo? 

Invitando a todos los antioqueños, al alcalde de Medellín que habla de una zona franca tecnológica para la ciudad, que de una vez se sitúe en nuestro proyecto. Estamos listos y puede empezar mañana o pasado mañana, no tiene que demorarse y él con tantas cosas que hacer, debería invertir en la zona franca que es la del Valle de Aburrá y hacemos realidad sus proyectos desde Zofiva. 

Bueno suficiente ilustración, pues tengo muchas ganas que hablemos de política. ¿Cómo así que en Sabaneta ganó la alcaldía un liberal, si en otras elecciones iba ganando y por la noche de iba la luz en todo el municipio y al otro día aparecían ganando ustedes los goditos? Increíble, ¿qué pasó? 

Lo de la luz ha sido un problema muy delicado en Sabaneta y esperamos que el nuevo gerente de EPM le ponga mucho cuidado a esta situación. 

Jajajajajajaja a mí que me cuenten una película de vaqueros. 

Apenas lo resuelva el señor alcalde hablamos. 

¿De verdad qué ha pasado con usted en política? 

Estaba muy retirado de la actividad política por estar en la universidad, pero ahora estoy muy interesado que el país llegue a unas elecciones presidenciales serias, que la derecha tenga su candidato muy identificado con su teoría económica y social que encarna. 

Unas elecciones con un centro político, en el cual Sergio Fajardo no puede dejar que se vuelva un centro izquierda, lo que no existe, o es el centro o es la izquierda, y si él se deja contaminar de la izquierda pierde su gran oportunidad. 

Pero volvamos a su pueblito tan querido de Sabaneta. ¿Dejaron que ganara un liberal? 

En Sabaneta ganó una coalición de liberales y conservadores. 

¿O fue que ese pueblo se descuaderno del todo? 

El Partido Liberal ha sido muy importante en Sabaneta, que siempre ha tenido sus alternancias. Acuérdese que Sabaneta era un corregimiento de Envigado y con nuestros votos dañábamos los resultados liberales de Envigado, entonces se generó este municipio tan importante, que no tiene sólo a María Auxiliadora, sino un gran desarrollo. 

A propósito de Sabaneta, está irreconocible, ¿qué fue lo que hicieron allá?, ¿será que trasladaron El Poblado para allá? 

Ya hay dos Sabanetas. La parte de abajo, la tradicional y una parte nueva que ha llegado, con un crecimiento grande y lo que hay que hacer es acoplar esas dos Sabanetas para que podamos tener un desarrollo conjunto y no haya esa separación que hoy existe, que podamos hacer centros comerciales que las aglutine, hacer desarrollos viales que favorezcan a esas dos Sabanetas. 

Nosotros logramos cambiar el predial de 20 pesos por metro a más de 100 pesos por metro cuadrado. Eso ha hecho de Sabaneta un municipio que generó una riqueza en el suelo bastante importante. 

¿Y quién es el alcalde? 

Es un egresado de la Unisabaneta, muy querido, un hombre que ha trabajado mucho, joven, inteligente, pero yo no participé en su elección, estaba dedicado a mis actividades personales. 

Al otro lado se juntaron Néstor, Bolillo, Gloria Díez, pero este muchacho con su juventud derrotó a esas maquinarias tradicionales con una nueva propuesta. El Centro Democrático también perdió y ganaron el liberalismo, Cambio Radical y sobre todo una propuesta joven y fresca que ya no quería más que la política fuera un triángulo entre Bolillo, Néstor Díez y Gloria Díez todos familiares. 

¿Un Comfama, todo para la familia? 

De hecho, era una famiempresa política. 

¿Y qué hay de don Ernesto Garcés, sigue trabajando con él? 

Ya no tenemos negocios, don Ernesto está en un estado de salud un poco difícil y ya no tengo actividades económicas con él, es un mentor muy importante, le debo mucho, me ayudó a avanzar en la vida y tuvimos grandes empresas y negocios juntos. 

Y usted que ha hecho política conservadora, ¿cómo define a los politólogos? 

Un politólogo es un político sin votos, es aquel que conversa cuatro o cinco días y no sabe dónde se consigue un voto y cómo se le ayuda a la gente, pero él proyecta, cambia, él analiza, pero al final usted queda tirado en el camino porque no aparecen los votos. 

Jijijiji 

¿Qué hay de Juan Gómez y Fabio Valencia? 

El doctor Juan es un hombre muy importante para el país, es un señor, un hombre pulcro en la política, muy dedicado a servir. Y Fabio es un hombre muy emprendedor y ahora está en la política como a él le ha gustado, eligiendo senadores sin tener que trabajar mucho en las listas del doctor Álvaro Uribe y ahí se va muy fácil, entonces es una política más suaaavecitaaaaa. 

Lo dice con un tonito. Jijiji 

¿Ah y el Partido Conservador ahí siempre chupándole rueda al uribismo? 

Ahí va el Partido con su gente, ayudando a gobernar como es la misión y colaborándole al país. 

¿Usted también es de los que critica al presidente Iván Duque? 

Al Presidente le ha tocado esta pandemia tan dura y le ha tocado una situación en la que no ha resuelto el tema de la paz en Colombia. 

Un llamado al Presidente para que no abandonen el proceso de paz, que no dejen esa incertidumbre porque hay que volver al campo, hay que trabajar. 

¿Entonces, usted apoya el proceso de paz de Santos? 

Sí, sí, sí yo lo acompañé y creo en la paz negociada. Mi diferencia política con Fabio Valencia fue porque él moviendo en el gobierno del doctor Andrés Pastrana la paz negociada, terminó en el gobierno del doctor Uribe en el que era la paz de las armas. 

Lo he notado con cierto aire de filósofo. ¿Entonces qué cambiará para el ser humano con esta pandemia tan dura y cómo le ha ido con ella? 

Me dio covid, se siente la impotencia y de verdad es algo muy democrático, le da a ricos y pobres, a negros y blancos y a hinchas del DIM y no se salva nadie. 

Vuelve al ser humano a una realidad, no hay forma de protegernos sino trabajamos para el mismo lado, el planeta está resentido y es poco o nada lo que podemos hacer sino hay una cruzada para salvar al mundo. 

¿Y optimista o pesimista con Colombia? 

Espero que se haga un proceso de paz, que se busque la solución con el ELN, con todos los actores del conflicto para que los colombianos nos dediquemos a hacer del país una potencia mundial, con todos los recursos naturales, con nuestra ubicación geográfica y con todo el potencial que tiene el trabajador colombiano.