25 febrero, 2021

Vistazo a los hechos: Alcalde, ¿usted quiere que lo revoquen?

Por Gabriel Zapata Correa 

El alcalde de Medellín no deja de ser noticia. Sus decisiones y respuestas negativas frente a determinados problemas de la ciudad han caldeado el ambiente político a tal punto, que muchos ciudadanos que no estaban de acuerdo con el movimiento revocatorio, hay han cambiado de opinión. 

Este viernes 19, la gestora social y cultural de la ciudad, Alicia Mejía, una respetada emprendedora empresarial que ha escrito parte de la historia de Medellín, le envió una carta al alcalde, en la cual le plantea un análisis de cómo la ciudad está viendo a su gobernante. Y le dice que ella no estaba de acuerdo con la revocatoria, pero que ahora sí. 

Por el interés general de esta carta, me permito transcribirla textualmente. 

Medellín, 19 de febrero de 2021  

Sr Daniel Quintero  

Alcalde de Medellín  

Mi nombre es Alicia Mejía Escobar, no nos conocemos, soy colombiana y nací en Medellín, tengo 74 años, estoy jubilada más no retirada del acontecer de mi ciudad. Mi vida profesional se desarrolló como gestora cultural y social. Tuve el honor de ser nombrada directora de mercadeo de Inexmoda, Instituto para la exportación y la moda, creado en 1989. Ahí creamos y desarrollamos Colombiatex y Colombiamoda, eventos de ciudad en los que el director de Inexmoda Roque Ospina D. y su junta directiva me nombraron directora. Es está experiencia de vida la que quiero compartir con usted: En los años 90, Medellín estaba en su peor momento. Miedo, secuestros, bombas, asesinatos, éramos la ciudad más violenta del mundo señor Alcalde, la más violenta. Parecía imposible en medio de un ambiente tan hostil crear unas ferias de moda. ¿Por dónde empezar a soñar?, Medellín tenía tradición textil y cultura de moda, pero ¿quién iba a desear participar o venir a esta ciudad como expositor o comprador? Es ese momento el que quiero compartir con usted. Momento que también se repitió cuando tuve la oportunidad de dirigir Expoartesano. Alcalde, con una fuerza imparable todos entendimos que JUNTOS ES MEJOR. Durante mis veinte años al frente de Inexmoda y mis tres años con Artesanías de Colombia y Plaza Mayor, sucedió el mismo fenómeno: alcaldes, gobernadores, ministros, presidentes, fundaciones, entidades del gobierno y empresarios, entendimos que Medellín necesitaba de todas las fuerzas vivas para construir y soñar por y para la ciudad, la suya Alcalde, porque hoy es usted quien nos representa. Sin esa unión, sin esa fuerza colectiva, Colombiatex y Colombiamoda no habrían llegado a ser las ferias más importantes de Latinoamérica. Hace unos días, me preguntaron si votaría su revocatoria. Respondí que NO lo haré hasta no entender un poco quién es Daniel Quintero, pedí que me dieran un mes, tiempo suficiente para leer sus mensajes en redes sociales, ver y oír sus entrevistas. Le cuento cuál es mi percepción: no veo en usted a un estadista, ni tampoco a un humanista. Veo a alguien participando de un juego de roles, y el suyo es jugar a ser Alcalde. 

No logro descifrar sus sueños, no lo veo ni lo siento como un líder, no entiendo su fijación contra los empresarios de Medellín, a quienes etiqueta como GEA, que es símbolo de orgullo y no de desprestigio. Tampoco entiendo su obsesión con intervenir en EPM. Parece desconocer qué es y cómo funciona un gobierno corporativo, y lo que aportan en muchos aspectos a la ciudad los empresarios que usted ataca y cuyo nombre repite como un mantra. Trabajé con todos ellos, y con muchos otros empresarios honestos y prudentes que decidieron no irse de Medellín cuando hubo crisis. Ellos han estado siempre dispuestos a trabajar en equipo con los gobiernos de turno, sin egos, sin agendas paralelas, sin jefes políticos que quizás tengan intereses distintos a ese interés colectivo que usted no ha sabido convocar para trabajar por Medellín, ciudad de la cual usted es hoy su Alcalde.  

Soy nieta de un hombre íntegro, de un visionario que dedicó su vida a tender puentes entre todos los sectores para emprender grandes proyectos, él se llamaba Gonzalo Mejía. De él, señor Alcalde, heredé la pasión por trabajar siempre tomada de la mano de la empresa privada y del sector público. Él hizo la carretera al mar, filmó la primera película “Bajo el cielo antioqueño”, fundó Cine Colombia, trajo los primeros deslizadores que navegaron por el río Magdalena y mucho más. Como herencia no nos dejó dinero, pero en cambio sí nos enseñó que lo más importante de ser líder, y yo lo fui en un espacio de mi vida, es ser capaz de anteponer los demonios de los egos y las ambiciones. Al anteponerlos señor Alcalde, estoy segura que ya ese título le dará un espacio en la historia política de Medellín y de Colombia.  

Es usted quien finalmente se va a sentar con sus hijas y sus nietos a contarles quien fue usted como Alcalde, ojalá les pueda contar que fue un hombre sereno, que no creó rencillas ni rencores, que fue un hombre soñador y justo, que supo conciliar sus egos y ambiciones y que fue merecedor de su posición como primera autoridad de la ciudad.  

¿Hoy votaría una revocatoria? Tristemente, SI. Alcalde, lo veo disperso, emocional, sin sueños grandes para Medellín, veo a un hombre que le gusta cazar peleas y que no tiene una historia bonita para contar.  

Ojalá en el futuro tenga tiempo de contarla, yo sí lo tengo, y es bonita Alcalde, mis seis nietos escuchan sorprendidos mis relatos de cómo contra todos los imposibles una ciudad entera se unió para dar lo mejor de sí misma.  

Alicia Mejía E.