17 agosto, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

¿Qué pasará con el Esmad en el gobierno de Petro?

@petrogustavo 

Esta ha sido una de las incógnitas mayores desde que el candidato Petro ganó las elecciones: ¿Cuál será el futuro de los Escuadrone Móviles Antidisturbios, Esmad? 

Como se recuerda, en el reciente pasado, con motivo de las protestas nacionales, el Esmad fue acusado por supuestas violaciones a los derechos humanos. 

El ministro de la Defensa, Iván Velásquez les dijo lo siguiente a varios medios sobre los cambios al Esmad, o su posible desaparición: 

«Lo que puedo asegurar es que se hará con la mayor responsabilidad, (ya) sea la supresión o la transformación del Esmad, pero siempre bajo una perspectiva (…) una fuerza que tiene que respetar absolutamente los derechos humanos y que no puede ver en los manifestantes al enemigo». 

El ministro le explicó a la W que en lugar del actual Esmad podría entrar a funcionar un nuevo cuerpo antidisturbios, pero por principios siempre tendrá que  «que respetar la protesta». 

Con poco más de 5.000 efectivos, el Esmad es una fuerza especial creada hace dos décadas para controlar manifestaciones y multitudes. 

En un informe emitido a finales de 2021, la ONU denunció «graves violaciones» de derechos humanos por parte de agentes estatales en las manifestaciones de ese año. 

El organismo documentó la muerte de al menos 28 civiles a manos de la fuerza pública, así como detenciones arbitrarias y agresiones sexuales y de género. 

A raíz de ello, recomendó al Estado colombiano llevar a cabo «una transformación profunda del Esmad», un pedido que recogió en su campaña el mandatario electo Gustavo Petro, quien asumirá el 7 de agosto. 

El futuro ministro de Defensa ratificó que la policía saldrá del Ministerio de la Defensa, y pasaría a formar parte de un ministerio especial de paz, convivencia y seguridad, teniendo en cuenta que es un cuerpo civil armado y no una fuerza militar, pese a que también combate a los grupos ilegales. 

De todas maneras, Iván Velásquez anticipó que será un proceso gradual y con una «una gran planeación».