24 marzo, 2023

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Los hijos del ejecutivo (1)

Guillermo Mejia Mejia

Por Guillermo Mej铆a Mej铆a

Fue en la 茅poca de Jos茅 Manuel Marroqu铆n (1.900-1.904) que se acu帽贸 el t茅rmino 鈥El hijo del ejecutivo鈥 y se sindica a Miguel Antonio Caro de su autor铆a porque a Lorenzo Marroqu铆n Osorio, hijo del presidente, se le acus贸 de recibir dinero de los gringos por haber colaborado en la separaci贸n de Panam谩.

Desde ese tiempo hijos, hermanos y otros familiares de presidentes de la rep煤blica de Colombia han estado involucrados en esc谩ndalos que, de una u otra manera, han afectado el buen nombre de los respectivos gobiernos nacionales.

En julio de 1.943 apareci贸 asesinado a pu帽aladas en el barrio Teusaquillo de Bogot谩 un exboxeador y expolic铆a de nombre Francisco Anastasio P茅rez, conocido con el apodo de Mamatoco, asesinato del cual se desconoce su autor intelectual pero que, Laureano G贸mez, se lo atribuy贸 al gobierno de ese entonces presidido por Alfonso L贸pez Pumarejo. Todos los d铆as aparec铆a en primera p谩gina de El Siglo una pregunta inc贸moda: 鈥驴Qui茅n mat贸 a Mamatoco?鈥 Sobre el origen de la muerte de este popular personaje hay muchas versiones, pero una de ellas tocaba directamente a la familia presidencial pues uno de los hijos del presidente (no se sabe si Alfonso, Pedro o Fernando) fue sorprendido por Mamatoco, en horas de la noche, en el Parque Nacional, con una dama dentro de un veh铆culo particular en actos inherentes a ese propicio escenario. Los motivos de la renuncia a la presidencia por parte de L贸pez Pumarejo (7 de agosto de 1.945), seguramente fueron varios, pero este en particular ha pasado a la historia como el m谩s determinante. Bogot谩 para la 茅poca era una ciudad peque帽a y chismosa y ese incidente, que hoy no tiene ninguna trascendencia, para la 茅poca fue un esc谩ndalo de marca mayor.

El 29 de enero de 1.956, la hija del presidente Rojas Pinilla, Mar铆a Eugenia Rojas Correa, a la que su padre, en un gesto muy criticado, hab铆a puesto al frente de Sendas, una especie de Bienestar Familiar, entr贸 a la plaza de toros La Santamar铆a de Bogot谩 y recibi贸 la peor rechifla de que se tenga noticia en ese coso taurino. En la pr贸xima corrida, el 5 de febrero siguiente, la fuerza p煤blica, seguramente azuzada por mandos gubernamentales, la emprendi贸 contra inermes espectadores y como resultado varios muertos y el principio del fin del gobierno militar, el 10 de mayo de 1.957.

En el a帽o 1.969, durante el debate en el Congreso del senador Nacho Vives contra Fadul y Pe帽alosa, transmitido en cadena de radio nacional, Vives la emprendi贸 contra Carlos Lleras de la Fuente, hijo del presidente Lleras Restrepo, por la presunta importaci贸n ilegal de dos veh铆culos luego de su desempe帽o como consejero comercial ante la Comunidad Econ贸mica Europea. Desde luego, Lleras de la Fuente demostr贸 la legalidad del negocio, pero en el ambiente qued贸 flotando la duda y la sombra sobre un gobierno encomiable.

En noviembre de 1.982, en el gobierno de Belisario Betancur, su hermano Juvenal, un personaje m谩s bien folcl贸rico, se vio involucrado en una denuncia del diario Miami Herald seg煤n la cual, dentro de una operaci贸n antinarc贸ticos de la DEA, conocida como la Operaci贸n Pez Espada, se congelaron 12 cuentas bancarias entre ellas una del hermano del presidente de Colombia. Los medios se regodearon con la noticia y comenzaron a llamar a Juvenal como el Billy Carter colombiano, el hermano del presidente de EEUU Jimmy Carter, quien tambi茅n se vio involucrado en un esc谩ndalo internacional por su mediaci贸n, non sancta seg煤n los medios de la 茅poca, ante el gobierno del dictador libio Mohamed Gadafi para que intermediara en la liberaci贸n de los rehenes norteamericanos, detenidos en la embajada de ese pa铆s en Ir谩n. 

Juvenal tambi茅n demostr贸 que los 10.000 d贸lares de su cuenta, abierta en Miami, eran para costear una operaci贸n de amputaci贸n de la pierna de su hijo, atropellado por un tracto cami贸n. Mucha gente le crey贸, pero al gobierno del poeta Belisario no solo le qued贸 la mancha de la toma del palacio de justicia y la tragedia de Armero, sino la de la cuenta en d贸lares de Juvenal congelada por la DEA.

Dejo para pr贸xima entrega las inc贸modas actuaciones de hijos, hermanos y madre delejecutivo en los siguientes gobiernos.