10 mayo, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Los dos puntillazos finales a Alejandro Calderón…

@EPMEstamoshi @QuinteroCalle 

El lunes al mediodía Alejandro Calderón estaba asegurado en la Gerencia General de EPM. Hasta ese momento, el alcalde había considerado exitosa y clara su rueda de prensa con los medios de comunicación, para la cual se había preparada todo el fin de semana. 

Sin embargo, este lunes a primera hora, intervino en BLU Radio el representante a la Cámara Jorge Gómez Gallego de Dignidad, un hombre acucioso y serio. El mismo que destapó en la Asamblea de Antioquia, con su colega del Partido Liberal, Adolfo León Palacio, el escándalo de la contratación de los 77 millones de dólares del gobierno de Sergio Fajardo, sin estudio de riesgos ni protección cambiaria.  

Gómez Gallego dijo, además, que se trasladaría a la Procuraduría General para denunciar a Calderón y también a la Fiscalía General por sus denuncias en los negocios de Panamá Papers.  

El reverbero de Juan Paz conoció que estos anuncios de Gómez Gallego elevaron al máximo las alertas del gerente de EPM, quien desde ese instante consideró que debía renunciar de inmediato, o “no asumir” como dice en su carta. 

Pero hubo otro detalle de peso. Y fue la denuncia delo senador Santiago Valencia, quien con documentos en manos demostró que en UNE descalificaron a Calderón ni para ser auditor de esta empresa. Publica Valencia el cruce de correos entre Carlos Rodríguez, representante para Latinoamérica de Egon Zehnder con Marcelo Cataldo, presidente de Tigo-UNE, en los cuales el primero da un parte de una reunión con Calderón y le dice que no reúne los requisitos ni para ser auditor, pese a que manifiesta que quiere ser los ojos y los oídos del alcalde en Tigo. 

En esos correos Rodríguez cuenta sobre la cercanía familiar de Calderón con el alcalde, circunstancia que él ha negado. (Los correos).