Largo y ancho: Santrich, desde tuiter

 

Por Rubén Darío Barrientos G. (foto)

rdbarrientos@une.net.co

El tuiter es desahogo, punzancia, creatividad y opinión. Algunos dirán que también es impudicia, cañería y vulgaridad. Sí, igualmente lo es en algunos casos. Quiérate que no, es un deleite leer trinos que con velocidad emergen y salen desde las entrañas intelectuales de no pocos, y que denotan posiciones políticas tornadas en quintaesencia de profundidad e intelecto. Bien sabemos que no hay amorfos en tuiter. Es que ahí no caben. No perdamos de vista que existen cuentas apócrifas, así la engañifa sea una fotografía real. Cuidado con retuitiar esas trampas. Ah, que no se me pase: mi amigo gramático, Gabriel Escobar Gaviria (Sófocles hoy, antes Abel Méndez), me enseñó a no escribir más: ni twitter, ni tweet ni retwittear. Pasamos, pues, a tuiter, tuit y retuitiar.

Mauricio Villegas L., expresa que “al paso que vamos, Colombia va a requerir la intervención de Estados Unidos, antes que Venezuela”. Gustavo Rugeles, por su parte, entregó el dato de que “el magistrado de la Jep, Jesús Ángel Bobadilla, fue magistrado auxiliar del magistrado de la Suprema en la mira de Usa, Eyder Patiño”. Entretanto, Herbin Hoyos, afirmó que “hay que darle con el referéndum porque el narcotráfico no puede avanzar más y la justicia de las Farc no se puede imponer en Colombia”. Para Lina García, el caso Santrich “es un intento de golpe de Estado por la Jep a nuestras instituciones”, mientras que para El Expediente “hay que delatar a los 3 magistrados responsables de la decisión a favor de Santrich: Jesús Ángel Bobadilla, Ana Caterina Heyck y Adolfo Murillo”.

El profesor David Suárez Tamayo, hace una reflexión muy propia de su talante: “tsunami político, jurídico y judicial. El país, está sin gobierno”. Mientras tanto, el presidente Iván Duque escribió que “el gobierno respalda la decisión del procurador general de apelar la libertad de Jesús Santrich, pues no estamos frente a un caso cerrado”. Diana Calderón indica que “no estoy de acuerdo con la decisión de la Jep en el caso Santrich. Pero es inadmisible la renuncia del fiscal Néstor Humberto Martínez”. Y, Noticias Rcn, divulgó varias veces el video completo que comprometería a Jesús Santrich con caso de narcotráfico después de la firma de los acuerdos con el gobierno Santos”. También, Ana María Quijano explotó y dijo: “Colombia, en manos de bandidos. Gracias Juan Manuel Santos”.

Sergio Fajardo, se lanza al ruedo, al escribir que “estamos haciendo trizas la institucionalidad del país. Ojalá el presidente no escuche la idea de convocar a una Asamblea Constituyente, que sería el acabose”. Julito Sánchez Cristo asevera que “arranca lo que nos faltaba: el descuadernamiento o despelote institucional del país”. Y el caricaturista Matador, con sorna, advierte que “te vamos a extrañar mucho Néstor Humberto”. También, Bonel Alzate, se lamenta de que “esta payasada a la que le dieron tanta publicidad, ya estaba cantada”. Iván Cepeda escribe. “orgullo patriótico se siente al escuchar la declaración de las altas cortes reafirmando su soberanía, su independencia y su autonomía”.

Esta recopilación se hace bajo el marco de cuestión de minutos, en un tramo del miércoles. Mucho para leer en trinos, bastante para descartar, decenas para enmarcar y cientos propios de una porqueriza. Ahí está una muestra de lo que se desliza. Tantas veces, sonó la campana bajo el aviso: “Este Tweet puede incluir contenido que puede herir la sensibilidad de algunas personas”. En tuiter, re-que-te-confirmanos que estamos más polarizados que nunca. En esta ocasión, Santrich tuvo la culpa…