10 agosto, 2022

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

La oportunidad del cobre

El potencial cup铆fero del pa铆s y sus usos en la transici贸n energ茅tica abren una ventana que Colombia debe aprovechar. 

Francisco Miranda Hamburger 

Director de Portafolio 

La semana pasada, en el marco de la asamblea del BID en Barranquilla, el presidente Iv谩n Duque y el ministro de Minas y Energ铆a Diego Mesa lanzaron el libro 鈥淭ransici贸n Energ茅tica: un legado para el presente y el futuro de Colombia鈥. 

El documento traza el camino que ha transitado el Gobierno Nacional en el dise帽o y ejecuci贸n de una pol铆tica de transici贸n hacia energ铆as renovables as铆 como en la definici贸n de hitos en la reducci贸n de emisiones hacia 2030. 

En una de sus p谩ginas el libro conecta por v铆a de los minerales met谩licos las dos patas de esa cartera ministerial: las minas y la energ铆a. Se trata espec铆ficamente del rol que podr铆an jugar el cobre, el oro y la plata dentro del proceso global de transici贸n y transformaci贸n energ茅tica. 

Estos tres minerales met谩licos constituyen valiosos insumos dentro de las tecnolog铆as de las energ铆as renovables. El cobre, por ejemplo, es usado para la construcci贸n de turbinas e贸licas mientras que los paneles solares cuentan con conductores de plata. 

Cada megavatio de capacidad instalada de energ铆a solar necesita de unas 45 toneladas de cobre. En resumen, la promoci贸n de las energ铆as renovables abre una ventana de oportunidades de desarrollo al sector minero colombiano. 

El momento dif铆cil que atraviesa la explotaci贸n carbon铆fera en la Costa Caribe ha disparado la inevitable discusi贸n sobre el futuro no solo de las minas y sus regal铆as sino tambi茅n de la actividad extractiva en su conjunto en el territorio nacional.

Un aspecto de ese debate coyuntural es la urgencia estructural de la diversificaci贸n de la canasta minera de Colombia. Esto es, la necesidad de promover la entrada de otros minerales que complementen el carb贸n t茅rmico, en especial oro y cobre. 

El potencial cup铆fero nacional cuenta con reservas que podr铆an ser explotadas para atender a la creciente demanda que generar谩 la transici贸n energ茅tica. 

Proyectos en departamentos como Antioquia, Choc贸, Valle del Cauca, Cauca, Nari帽o, C贸rdoba, Cesar y La Guajira podr铆an ser la puerta para que Colombia entre a competir con grandes productores latinoamericanos de cobre como Chile y Per煤. 

Esta no es una nueva agenda de promoci贸n minera. Incluyendo a Quebradona, mina de cobre en territorio antioque帽o cuya licencia ambiental est谩 en tr谩mite, proyectos como El Roble, Volador, El Carmen o San Mat铆as integran el portafolio cup铆fero. 

El libro del presidente Duque y el ministro Mesa incluye la hoja de ruta a seguir: profundizar el conocimiento geol贸gico, fortalecimiento de la actividad exploradora y dinamizaci贸n de los proyectos en etapa de exploraci贸n, montaje, construcci贸n y explotaci贸n. 

Es justo reconocer que desarrollar proyectos mineros en el territorio nacional no es hoy una tarea f谩cil. Las actividades extractivas -a pesar de las regal铆as y el empleo que generan en las regiones- enfrentan f茅rrea oposici贸n de poderosos l铆deres pol铆ticos y de las comunidades, as铆 como demoras y obst谩culos en el cumplimiento de los requisitos ambientales. 

Que el cobre se emplee en las turbinas y dem谩s elementos de energ铆as renovables no borrar谩 de un plumazo los desaf铆os y las incertidumbres que ata帽e actualmente hacer miner铆a en Colombia. 

No obstante, la Ronda Minera del Gobierno Nacional, en proceso este a帽o, es el primer paso para que las empresas empiecen el camino para desarrollar proyectos cup铆feros, de oro y plata. Con la atracci贸n necesaria de inversiones, la velocidad adecuada y la debida atenci贸n a temas ambientales y sociales, el sector minero podr铆a aprovechar esta oportunidad.