1 marzo, 2021

La Democracia: Bloqueada, enferma, con cuidados de salud y en confinamiento forzado

Por Enrique E. Batista J., Ph. D.

https://paideianueva.blogspot.com/

La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular禄. 鈥 Juan Pablo II. 

Ha publicado The Economist Intelligence Unit el 芦脥ndice de la Democracia 2020禄, subtitulado 驴La democracia enferma o saludable? El informe se centr贸 en el impacto del coronavirus en la democracia y la libertad, las restricciones a las libertades civiles, el aumento de la intolerancia y la censura a la opini贸n disidente. La pandemia ha expuesto carencias, d茅ficits y debilidades de la democracia, pero no explica de por s铆 el debilitamiento progresivo que ya ven铆a teniendo en el mundo, aunque s铆 ha agudizado dicha tendencia. Con referencia al primer 脥ndice en 2010 ella se ha deteriorado en todas las regiones del mundo, aunque el compromiso popular con la pol铆tica ha aumentado. En 2020 la mayor parte de los pa铆ses, 116 de 167 (cerca del 70%), bajaron en su clasificaci贸n democr谩tica con respecto a 2019. Algunos reg铆menes autoritarios han aprovechado la emergencia sanitaria para potenciar sus poderes y fortalecer sus posiciones antidemocr谩ticas. (El lector encuentra el informe aqu铆: https://rb.gy/qrhg7x). 

Se reconoce que la democracia durante la pandemia del coronavirus ha sido afectada de manera negativa, que muchos gobiernos han tomado la oportunidad para prescindir de atributos que son esenciales en una sociedad y gobierno democr谩ticos. Si bien alrededor del mundo muchos ciudadanos han aceptado limitaciones a las libertades como un mecanismo para enfrentar la crisis pand茅mica y sus diversos efectos sociales, sanitarios y econ贸micos, se ha podido, sin embargo, configurar un retroceso perdurable en el tiempo en la vida de las democracias. Por eso, se ha dicho que la democracia ha entrado en confinamiento y en un encierro forzoso que puede ser prolongado en el tiempo. Requerir谩 ella, por el bien de todos, cuidados intensivos. 

Al realizar una caracterizaci贸n de la democracia se encuentra que el t茅rmino ha sido usado a su ama帽o y conveniencia por distintas organizaciones y gobiernos que  no son democr谩ticos. La democracia se asocia  a libertad, igualdad, inclusi贸n, deberes y derechos (entre ellos los derechos humanos y los de las minor铆as), elecciones libres, justas, competitivas y trasparentes, pluralismo  y vigencia de partidos pol铆ticos, independencia de los poderes p煤blicos con un sistema de balances, controles y contrapesos en los poderes del Estado, independencia y diversidad de los medios de comunicaci贸n, libertad de expresi贸n, de reuni贸n y de religi贸n, sociedad civil fortalecida y rendici贸n de cuentas con  transparencia y control social. (https://freedomhouse.org/). Arist贸teles afirm贸 bien que la democracia surge del principio de que s铆 los hombres son iguales en cualquier respecto, los son en todos, y Octavio Paz con precisi贸n destac贸 que sin democracia la libertad es una quimera. 

As铆 mismo, son caracter铆sticas de los pa铆ses democr谩ticos: La presencia funcional de mecanismos  operativos de participaci贸n ciudadana, existencia de normas que protegen a los ciudadanos y a  la sociedad, participaci贸n efectiva de los ciudadanos en las decisiones que los afectan, garant铆as para el disfrute de los derechos fundamentales, seguridad de la propiedad personal y colectiva, acceso a la justicia, presencia de 贸rganos de control independientes, vigencia plena del debido proceso y existencia, entre otros, de una cultura de la legalidad. La democracia se manifiesta en la construcci贸n del Estado Social de Derecho, como una conquista universal de la humanidad para el bien com煤n. 

La organizaci贸n Freedom House en su informe especial de 2020 (芦La Democracia Bajo Bloqueo禄), ha resaltadoque desde que empez贸 el brote del coronavirus se ha deteriorado la condici贸n de la democracia y de los derechos humanos en 80 pa铆ses. Se han agudizado los 14 a帽os consecutivos de disminuci贸n constante de la libertad, siendo el problema m谩s agudo en aquellos 谩mbitos en los que la democracia es d茅bil, como en los Estados altamente represivos y con muy d茅biles salvaguardias contra el abuso de poder. (Se puede bajar el informe aqu铆: https://rb.gy/5y7vcd).  

El 脥ndice de la Democracia de The Economist Intelligence Unit se basa en cinco categor铆as: 1. Proceso electoral y pluralismo, 2. Libertades civiles, 3. Funcionamiento del gobierno, 4. Participaci贸n pol铆tica y 5. Cultura pol铆tica. En 2020 se calcul贸 para 165 pa铆ses y dos territorios, clasificando sus respectivas organizaciones pol铆ticas en una escala de 1 a 10 como: 

Democracia Plena (puntuaci贸n mayor a 8.2) que corresponde a pa铆ses con pocas limitaciones al funcionamiento de la democracia. Ejemplos: Noruega, Islandia, Suecia, Nueva Zelandia, Canad谩, Costa Rica y Uruguay. Democracia Defectuosa(puntuaci贸n mayor a 6 y menor que 8.3),que ata帽e a pa铆ses con elecciones libres y justas e, incluso si hay problemas (como infracciones a la libertad de los medios de comunicaci贸n), se respetan las libertades civiles b谩sicas. Aqu铆 est谩n pa铆ses como Francia, Estados Unidos, Colombia, Italia, Argentina, Brasil y M茅xico. 

R茅gimen H铆brido (valor mayor a 4 y menor que 6).Las elecciones tienen importantes y visibles irregularidades que a menudo les impiden ser libres y justas. La presi贸n del gobierno sobre los partidos y candidatos de la oposici贸n es com煤n; la corrupci贸n tiende a estar generalizada; tanto el Estado de Derecho como la sociedad civil son d茅biles. Hay hostigamiento y presi贸n sobre los periodistas y el poder judicial no es independiente. Est谩n aqu铆 pa铆ses como Ucrania, Bolivia, Turqu铆a, El Salvador, Hait铆 y Nigeria.  R茅gimen Autoritario (valor de 4 o menor); en estos pa铆ses el pluralismo pol铆tico est谩 ausente o es muy limitado; hay represi贸n ante las cr铆ticas al gobierno y censura generalizada; no existe un poder judicial independiente. Ejemplos: Kuwait, Cuba, Vietnam, Nicaragua, Rusia, y Venezuela.  

El 脥ndice global, para todos los pa铆ses fue de 5.37. Por regiones fue as铆 (铆ndice de democracia de 1 a 10 entre par茅ntesis): Norte Am茅rica (8.58), Europa Occidental (8.29), Am茅rica Latina (6.09), Asia & Australasia (5.62), Europa del Este (5.36), 脕frica Subsahariana (4.16) y Medio Oriente y Norte de 脕frica (3.44).  

En cuanto a Am茅rica Latina, su 脥ndice ha decrecido en los 煤ltimos a帽os principalmente por bajas en las categor铆as de procesos electorales, pluralismo, libertades civiles, funcionamiento e insatisfacci贸n con los gobiernos y con los sistemas pol铆ticos, corrupci贸n, violencia y desconfianza en las instituciones pol铆ticas. 

Con el 铆ndice de democracia y puesto en el mundo entre par茅ntesis la clasificaci贸n de los 10 primeros pa铆ses en Am茅rica Latina fue as铆: Uruguay (8.61; 15), Chile (8.28; 17), Costa Rica (8.16; 18). Estos tres clasificados como 芦Democracias Plenas禄. Panam谩 (7.18; 40), Trinidad y Tobago (7.16; 41), Jamaica (7.13; 42), Colombia (7.04; 46), Argentina (6.95; 48), Brasil (6.92; 49) y Surinam (6.82; 51).  Esos siete  fueron clasificados como 芦Democracias Defectuosas禄; en esta misma categor铆a est谩n Per煤, Rep煤blica Dominicana, Paraguay, Ecuador, M茅xico y Guyana.  

Pa铆ses como El Salvador, Honduras, Hait铆, Guatemala y Bolivia fueron clasificados como 芦Democracias H铆bridas禄.  En los 煤ltimos puestos estuvieron Nicaragua (3.60; 120), Cuba (2.84; 140) y Venezuela (2.76; 143) categorizados como pa铆ses con 芦Reg铆menes Autoritarios禄. 

Ante una democracia bajo bloqueo, en confinamiento y cuidados intensivos es necesario formular y poner en marcha estrategias s贸lidas de formaci贸n c铆vica, ciudadana y 茅tica para todos en la naci贸n, tanto en las escuelas como en cada uno de los 谩mbitos de la vida cotidiana. Es menester que por medio de la amplia participaci贸n ciudadana alcancemos de consuno el fortalecimiento del Estado Social de Derecho, el conocimiento pleno de derechos y deberes, y formar alianzas permanentes contra la corrupci贸n. La meta y el ineludible deber que tenemos como ciudadanos es la construcci贸n y mantenimiento de una democracia participativa donde la 茅tica y la moral, con sus principios rectores universales, tengan vigencia y marquen el camino del comportamiento ciudadano frente a todos los riesgos que obnubilan el futuro de las democracias.