Internet Abierta, Internet Profunda e Internet Oscura

 

Por Enrique E. Batista J., Ph. D. (foto)

Sabemos de la importancia que tiene hacer uso intensivo de los recursos formativos, recreacionales, comunicacionales y solidarios que se dan en Internet. Pero también es necesarios que los padres de familia y maestros ayuden en los procesos formativos de los menores para que puedan hacer uso del beneficio de tales recursos y protegerlos frente a riesgos y peligros.

También es bien sabido que muchos adultos tampoco conocen los peligros y las salvaguardias que deben tenerse cuando se entrega o circula información personal en la Web.

Escribir sobre Internet Oscura e Internet Profunda requiere de una diferenciación entre las dos, las que no deben confundirse.

Internet Superficial o Internet Abierta se refiere a la que usamos a diario y cuyo contenido es indizado por motores de búsqueda como Google, Yahoo! y Bing.

Al escribir sobre Internet Oscura (“Dark Web”) pretendo llamar la atención sobre ella. No anotaré enlaces para evitar hacerle promoción a un recurso nada aconsejable. La navegación en esta red se hace usando navegadores como TOR (el navegador de la cebolla –“Onion Router”) el cual permite, mediante encriptación, ocultar la identidad, la dirección IP y el lugar desde donde navega. La navegación es muy lenta. (Lea la columna).