20 junio, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

EPM y PNUD sellan alianza para promover el Bajo Cauca como ‘Territorio de Vida’

@EPMEstamosahi @QuinteroCalle  

• El convenio tiene cuatro líneas de intervención y se extenderá hasta 2022  

• Gobernabilidad, Derechos Humanos, comunidades étnicas y afro, y el río Cauca, serán los ejes de la estrategia  

• Esta alianza se suma a los 19 convenios y contratos de la Línea social del Plan de Acción Específico (PAE) de EPM para la recuperación de la región. 

Con el propósito fortalecer la promoción y protección de derechos humanos bajo el rol de respeto, los avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el desarrollo del entorno sociopolítico en los municipios del Norte y Bajo Cauca Antioqueño, se firmó la alianza entre EPM y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).  

Este convenio se concibe como una estrategia que tendrá cuatro líneas de intervención: diagnóstico actual a nivel institucional en materia de ODS y derechos humanos, apoyo al enrutamiento institucional y co-creación de rutas de prevención en derechos humanos, reconocimiento intercultural con comunidades étnicas y, finalmente, la gestión del conocimiento en materia de derechos humanos y ODS.  

Esta alianza se extenderá hasta 2022 y se implementará en el municipio de Valdivia en el Norte de Antioquia y los municipios de, Caucasia, Tarazá, Cáceres y Nechí en el Bajo Cauca antioqueño.  

La estrategia denominada ‘Bajo Cauca Territorio de Vida’, se suma a los 19 convenios y contratos en las líneas social y ambiental del Plan de Acción Específico (PAE) para la recuperación, el cual es la hoja de ruta de EPM en los municipios ubicados aguas abajo de la presa del Proyecto Hidroeléctrico Ituango.  

Ejes de conversación  

Este convenio tendrá varios ejes de conversación y acción con las comunidades y actores relevantes de la región. Entre ellos se resalta:  

• Gobernabilidad y territorio  

La gobernabilidad territorial se refiere a la manera como se relacionan los gobiernos y la ciudadanía bajo principios de garantía de derechos humanos como la libertad política y la participación en las decisiones públicas. A mayor gobernabilidad, mayor confianza en las instituciones y mayor capacidad de transformar la realidad territorial.  

• Derechos humanos y agenda 2030  

Teniendo en cuenta los retos que imponen los contextos y conflictos en el Bajo Cauca, la Alianza entre PNUD y EPM propone, en primer lugar, abordar el respeto por los Derechos Humanos desde una perspectiva amplia; además, fundamentar la mirada desde la Agenda 2030 y fomentar espacios de participación y reconocimiento de los procesos locales y territoriales.  

• La diversidad étnica como oportunidad  

En el centro de las acciones que inician con esta alianza están las comunidades étnicas Emberá y Zenú, así como los consejos comunitarios afro, presentes a lo largo del Bajo Cauca, siendo esta una oportunidad de reconocer la diversidad cultural del territorio, la memoria y construir iniciativas que permitan fortalecer las capacidades que ya existen en la región. (Manifiesto).  

• El río Cauca como posibilidad de conversación  

Este eje se convierte en la oportunidad para conversar sobre la vida, el territorio y el Río como fuente de vida de miles de personas a lo largo de sus riberas

El reto de recuperar y conservar el Río para la vida y el desarrollo de la región. Comprometerse en el desarrollo de liderazgos en los territorios es parte del trabajo de EPM y sus aliados para contribuir a la armonía de la vida por un mundo mejor. 

Video de la alianza EPM y PNUD para el Bajo Cauca.