Ecos de la Asamblea de la Universidad de Medellín

@UdeMedellin @Mineducacion

Un reconocido empresario, quien asistió a la Asamblea de la Universidad de Medellín, nos contó que las minorías pudieron finalmente hablar en ella, gracias a que el Juzgado 5 Civil Municipal de Medellín les protegió sus derechos. Pero que si las votaciones fracasaron fue porque el Ministerio de Educación no quiso garantizar la transparencia del proceso democrático, ni brindarles garantías a los aspirantes de la minoría que aspiraban a ocupar siquiera uno de los 6 cargos en el Consejo Superior (consiliatura) en disputa, como esa misma minoría se lo había solicitado oportunamente.

Queda claro que, como lo dejaron entrever el flaco Mejía y un columnista de este blog, los puestos de votación de la U. de M. no les brindan garantía alguna a las minorías, o a sus contradictores políticos.

La Registraduría Nacional del Estado Civil debe eliminar el puesto de votación que funciona en el directorio político de la universidad.

Que tal un gerente (rector), disolviendo el quórum de una asamblea, para que evitar que fuera elegido siquiera un miembro de la consiliatura que pueda ejercerle oposición. L’Universite C’est Moi”, pareciera asegurar el rector como lo hizo Luis XIV, cuando dijo L’État, c’est moi

Otro detalle desagradable fue que cuando la minoría reclamó por las irregularidades que se presentaban en la elección de los consiliarios, dos asambleístas en avanzado estado de embriaguez, uno de ellos con apellidos de multimillonario, empezó a buscarles camorra a algunos miembros de la minoría y posteriormente a insultarlos con palabras de grueso calibre. Algunos testigos manifestaron, según el empresario, que el trago se los suministró el rector. ¿Qué tal esto?

¿Por qué está tan segura la presidente de la Universidad que el Ministerio de Educación no le aplicará sanción alguna a la Universidad en los casos del otorgamiento del título de abogado al senador Julián Bedoya o en el de los títulos de magister en administración, según algunos, irregularmente otorgados?

Más adelante El Reverbero de Juan Paz les contará el por qué…