3 octubre, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Corantioquia continúa implementando acciones para la protección de la fauna silvestre 

@Corantioquia  

· 778 perros y gatos domésticos, comunitarios y ferales, se han esterilizado en la jurisdicción de Corantioquia con el fin de prevenir una problemática ecológica.  

· La cifra se ha logrado gracias al convenio de protección de la fauna silvestre entre Corantioquia y la Universidad CES, gracias a la alianza estratégica con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. 

Corantioquia, a través del convenio con la Universidad CES, en lo que va corrido del año 2022 ha esterilizado a 778 perros y gatos domésticos, comunitarios o ferales en 18 municipios del Departamento. 

Este propósito se ha logrado, además, gracias a la alianza estratégica con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.  

El objetivo con las esterilizaciones quirúrgicas es aportar en la disminución de la tasa de crecimiento en el número de gatos y perros comunitarios y ferales, animales que en su mayoría han sido víctimas del maltrato y abandono por parte de sus propietarios.  

La no tenencia responsable de estos animales domésticos, como proveer alimento y agua de acuerdo con la especie y necesidades nutricionales, brindar afecto, propiciar ambientes de bienestar, suministrar asistencia médica veterinaria, lleva a que, en pocas generaciones, sus descendencias pasen a ser animales comunitarios y posteriormente, a ferales.  

Un problema de salud pública y problemática ecológica  

Los perros y gatos ferales son aquellos que han nacido o se han criado sin el contacto con humanos, de modo que se han asilvestrado, desarrollando habilidades de caza, lo que los constituyen en un peligro para los ecosistemas.  

“Esto se nos convierte en problemática puesto que se genera desplazamiento de los animales de vida silvestre, y puede generar extinciones locales de ciertas especies como aves, reptiles y anfibios”, explicó Juan Diego Penagos, Médico veterinario del Convenio.  

Además, explicó que los perros y gatos en estado de abandono y deambulando por las calles, pueden ser transmisores de enfermedades: como la leptospirosis, el toxoplasma y la rabia, a los humanos, y como la leucemia felina y el moquillo, tanto a individuos de su misma especie, como a animales silvestres.  

Los gatos son considerados como una de las 100 especies invasoras más dañinas a nivel mundial, generando la extinción de especies.  

Al año, un gato puede tener cuatro celos con posibilidad de embarazo en cada uno de ellos, de los cuales, cada gestación dura dos meses. Cada embarazo puede tener en promedio una camada de cuatro crías, es así como al año, un solo gato puede tener 16 crías. Las cuales, a los seis meses ya tienen la madurez sexual.  

Por su parte, los perros ferales son depredadores implacables, que cazan cualquier especie y atacan en manada. Y empiezan a competir con los depredadores naturales (que en su mayoría cazan de manera individual) por el recurso alimenticio, provocando desplazamiento de carnívoros nativos, como ocelotes, tigrillos, margays, zorros, mapaches, tayras, comadrejas, nutrias, entre otros; y así, la disminución de sus poblaciones, llevando incluso a extinciones locales.  

Los 18 municipios donde se realizaron las jornadas, fueron: Hispania, Heliconia, San Pedro de los Milagros, Puerto Valdivia, Tarazá, Caldas, Santa Fe de Antioquia, Ciudad Bolívar, Carolina del Príncipe, Envigado, Fredonia, Barbosa, Maceo, Caucasia, Cáceres, Valdivia, La Estrella y Medellín.  

En este sentido, Corantioquia, a través del convenio con la Universidad CES y gracias a la alianza estratégica con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, seguirá identificando las colonias de gatos y perros ferales en zonas sensibles ambientalmente, como áreas protegidas, posibilitando las esterilizaciones para prevenir esta problemática ecológica y de salud pública.