15 julio, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Aumentaron los trabajadores por su cuenta

Javier-Hoyos-Arboleda

Por Javier Hoyos Arboleda (foto)

Entre abril del 2022 y abril del 2023, la demanda de empleo nacional creció el 3,6%, ligeramente por encima del número de personas que buscaron trabajo, 3,1%, lo que facilitó que la tasa de desempleo disminuyera del 11,2% al 10,7%

En cambio, en las 13 principales ciudades del país, la tasa de desempleo se mantuvo igual que en abril de 2022, 11,1%, ya que la población ocupada, en estas ciudades, creció al mismo ritmo que la oferta laboral: 2%.

· En el país, el empleo femenino creció el 3,7%, levemente superior al empleo en los hombres, 3,5%, pero su tasa de desempleo sigue siendo más alta, 13,9% vs 8,4%, respectivamente.

· Por posición ocupacional, para el total país, el mayor crecimiento, por segundo mes consecutivo, se dio en el grupo de trabajador por cuenta propia, 405.000, un 4,4% más; seguido de obrero y empleado particular, con 227.000 nuevos empleos, creció 2,4% y era este rubro el que más crecía desde marzo del año pasado. 

El empleo doméstico fue el único que disminuyó en 30.000, un 4,7% menos. Este rubro no caía desde noviembre de 2021.

· Por sectores, los que más generaron empleo fueron: alojamiento y servicios de comida, 196.000 con un aumento del 12,9%; la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, 184.000, 6% superior; la industria manufacturera, 162.000, 6,8% más; y la administración pública y defensa, educación y atención de la salud humana, 118.000, con un incremento del 4,4%.

Por el contrario, el sector que mostró una caída en el empleo fue el comercio y reparación de vehículos, con una disminución de 58.000 empleos, -1,4%. Es la primera vez que se registra caída del empleo comercial en este año.

· En marzo, el empleo habría mostrado un aumento superior al 5%, pero en abril volvió a bajar el ritmo, 3,6%, el cual sigue siendo bueno dada la desaceleración fuerte que está mostrando la economía.

Pero, hay algunos factores que preocupan por su impacto negativo en el empleo hacia el futuro, tales como: la inseguridad; el papel pasivo de las fuerzas armadas en espera de la política de paz; el bloqueo al desarrollo de fuentes alternativas de energía, el ataque que se ha venido presentando a algunas empresas del sector minero y el cierre de algunas de sus operaciones.

En el frente económico los indicadores de abril y mayo muestran que sigue el deterioro en las ventas de vehículos, -33,2% y -30,1%, respectivamente, igual situación se registra en las ventas de motocicletas con fuertes caídas, la producción de cemento gris disminuyó 8,5% en abril y la de café -24,6%, la demanda de energía en abril del 2023 creció 1,9% vs 4,7% de hace un año, y las remesas de abril disminuyeron 2,4%. (Boletín económico).  

Todos estos aspectos deberían llamar la atención del gobierno para evitar un mayor deterioro en la economía y en el empleo.