20 septiembre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… Suben al ring Fernando Londoño y Humberto De la Calle

@FlondonoHoyos @DeLaCalleHum @RoyBarreras

  • ¿Cuántos niños, jóvenes, mujeres u hombres habrán muerto por los escándalos de salud en los cuales ha estado implicado el senador socialista Roy Barreras?

  • La fórmula mágica del magnate mexicano Carlos Slim, para la nueva realidad: que la gente trabaje solo tres días a la semana, eso sí en jornadas de 11 horas cada día, y que la edad de jubilación sea de 75 años.

  • Duro ataque de Fernando Londoño a Humberto De la Calle: “Ahora”, anotó, “preocupa que los malditos delincuentes no digan más que mentiras sobre los secuestros que cometieron, los miles de desgraciados que desaparecieron para siempre, las niñas que violaron y fueron condenadas a los abortos más horrendos, los fusilamientos de los niños desertores. Y no les han preguntado por las bombas que nos pusieron, ni por sus fortunas fabulosas. Pero De la Calle está preocupado. Esas mentiras le pueden dañar su Acuerdo. ¿Cómo consolarlo?”. (foto Londoño y De la Calle). 

  • Y vean la respuesta de De la Calle: “No buscaré sosiego tratando de convencerlo a usted y a quienes comparten sus ideas sobre lo que significó el Acuerdo del Teatro Colón. El elemento central fue brindar reparación y verdad a las víctimas. Algunas no lo comprenden así. Están en su derecho. La enorme tranquilidad que siento se basa más en las que víctimas que han encontrado en lo acordado un camino hacia la reconciliación. Y, sobre todo, la verdadera serenidad proviene de las víctimas que no lo han sido. Las víctimas futuras que no cayeron bajo ataques de más de 13.000 combatientes cuyas armas fueron destruidas”.

  • Si en Colombia llueve, en Venezuela no escampa. Allá también se cuecen habas en protesta educativa.

  • En Venezuela, los sectores de la educación decidieron mantener la protesta ayer, alegando que el régimen dictatorial sigue profundizando la crisis de los profesores mediante la “desaparición del salario, la destrucción de la seguridad social y el desvanecimiento de la Convención Colectiva como el instrumento laboral de los trabajadores de la educación”.

  • Según registra El Nuevo Siglo, exigieron el restablecimiento del valor salario, el rescate de la seguridad social y recuperar el derecho a la alimentación.