25 octubre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

“Uno no llega al Concejo a hacer negocios”: Concejal Gabriel Dib

@ConcejoMedellin @GabrielDib01 

Concejales cercanos y amigos del médico Gabriel Dib dicen que no se sorprenden con la renuncia a su curul de concejal. 

El médico es una persona íntegra, seria, decente, crítica y de una sola palabra. 

En breves y cortos diálogos con El Reverbero de Juan Paz en anteriores oportunidades, había expresado su inconformidad con la politiquería, y porque no se sentía cómodo con su papel en el Concejo de Medellín. En una de esas ocasiones, dijo esta frase: “Uno no llega al Concejo a hacer negocios”. 

Es un hombre claro, directo para decir las cosas. Este concejal del Centro Democrático ha sido uno de los más disciplinados en el ejercicio de sus funciones desde la oposición, la misma que ha llevado a cabo con respeto, altura, reflexión y sentido crítico. 

Dib dice en su carta de renuncia que “con tristeza, por motivos personales y entre otros, tomo esta decisión que he venido postergando. Amo a mi ciudad; para mí ha sido un honor ostentar este cargo, además de representar con firmeza y respeto a mis electores, he mantenido y promovido los preceptos del partido Centro Democrático”. 

Gabriel Dib ha dicho en diferentes escenarios que no está de acuerdo con la manera como se hace la política en la ciudad y con muchas cosas que ha visto en la política.  

En su carta el médico Dib le pide a la Mesa Directiva del Concejo de Medellín, un espacio en la sesión ordinaria del próximo sábado 2 de octubre para despedirse a su manera, un día antes de que se haga efectiva su renuncia, la misma que fija para el 3 de octubre. (La renuncia).