19 septiembre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Santos se lavó las manos olímpicamente con Uribe en la Comisión de la Verdad…

@JuanManSantos @AlvaroUribeVel 

Este viernes, el expresidente colombiano Juan Manuel Santos llegó a la Comisión de la Verdad para dar su versión sobre las ejecuciones extrajudiciales o ‘falsos positivos’ que se dieron mientras era ministro de Defensa de 2006 a 2009 en el gobierno de Álvaro Uribe.  

En el recuento que hizo, reconoció que al inicio no creyó en los rumores que le llegaron, pero no fue hasta que se enfrentó con la realidad a mediados de 2008 que tomó cartas en el asunto. 

“Me queda el remordimiento y el hondo pesar de que durante mi ministerio muchas, muchísimas madres, incluidas las de Soacha, perdieron a sus hijos por esta práctica tan despiadada, unos jóvenes inocentes que hoy deberían estar vivos. Eso nunca ha debido pasar. Lo reconozco y les pido perdón a todas las madres y a todas sus familias, víctimas de este horror, desde lo más profundo de mi alma, que esto nunca, nunca, vuelva a pasar”. 

El expresidente contó, en una declaración que duró cerca de una hora, que los falsos positivos se produjeron por la alta presión por resultados que había en las Fuerzas Militares y que reconocer este hecho y responder moralmente por él es la mejor forma de recuperar el honor de la institución. 

Explicó que cuando llegó al Ministerio de Defensa, el 20 de julio de 2006, compartía con el presidente Álvaro Uribe, su objetivo de derrotar a las Farc, pero que la diferencia estaba en el cómo. También reconoció que en ese momento escuchó sobre los falsos positivos pero no les creyó. 

“Si bien el documento de la política de defensa y seguridad democrática del 2003 dejaba una puerta abierta a la negociación, Uribe en realidad pretendía acabar militarmente a las Farc, quería una derrota total, nunca quiso ni siquiera reconocer la existencia de un conflicto armado, los guerrilleros para él eran unos simples narcotraficantes y terroristas”, agregó. 

Añadió que él tenía una postura diferente, por la experiencia acumulada y su forma de ver las cosas, porque era más: “viable y conveniente, más rápido y menos costoso una derrota estratégica. Es decir, debilitarlos psicológica y mentalmente y llevarlos a una mesa de negociación”, dijo el expresidente. 

“No me cabe la menor duda de que el pecado original, lo que en el fondo dio pie para estas atrocidades, fue la presión para producir bajas y todo lo que se tejióì alrededor de lo que muchos han llamado la doctrina Vietnam”, reiteró Santos hacia el final de su intervención.  

“Pero al mismo tiempo, en honor a la verdad, tengo que decir que el presidente Uribe no se opuso al cambio de esa nefasta doctrina, que él mismo había estimulado. Nunca recibíì una contraorden, ni fui desautorizado”, matizó. 

Con respecto al no reconocimiento por parte del ex presidente de un conflicto armado, dijo que esto generó una cierta confusión en las Fuerzas Armadas: “porque aplicaban el Derecho Internacional Humanitario de acuerdo a su entrenamiento y a los manuales de derecho operacional, pero su comandante supremo y jefe de Estado no reconocía la existencia de un conflicto armado en el país” agregó el expresidente. (Con datos de El País).  

Video de Juan Manuel Santos en la Comisión de la Verdad.