27 noviembre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Las preguntas de las superintendencias que debe responder EPM de manera “inmediata”…

Hidroituango

@EPMEstamosahi  

Ante el inminente cambio de contratistas en la obra de Hidroituango, por parte de EPM, y los riesgos que implica esta decisión para la empresa, el peligro de una grave crisis energética a nivel nacional, y la amenaza del BID de retirarse del proyecto, el gobierno del presidente Duque decidió ponerse al frente del problema. 

La primera intervención fue de las superintendencias financiera y de servicios públicos, entidades que le pidieron unas explicaciones muy claras a EPM, en cada una de estas áreas. 

Algunos analistas le dijeron a El Reverbero de Juan Paz que cada una de estas preguntas está muy bien pensada y que las respuestas implican análisis, estudios e investigaciones serias, para satisfacer las inquietudes de las superintendencias. 

Un alto funcionario del gobierno le dijo a El Reverbero de Juan Paz: “El Gobierno estaba en mora de intervenir, y lo hace porque el riesgo de quiebra de EPM, si el BID se retira, es inminente”. 

Por eso los pedidos que hizo la Superintendencia Financiera, la cual se mostró preocupada por el posible retiro el BID, organismo multilateral, del proyecto Hidroituango.  

La entidad, en su misiva dirigida a Carrillo, aseveró: “Le solicito informar inmediatamente al mercado, por conducto del Registro Nacional de Valores y Emisores, sobre la veracidad de lo mencionado en la citada nota (posible retiro del BID), precisando los riesgos derivados de la posible terminación del contrato y la cesión de este a un tercero, así como su impacto en situación financiera y jurídica de la sociedad”. 

Luego, punto por punto, también se refirió a cuatro claridades. 

1. “Efectos jurídicos y contables en la situación general de la sociedad de llegarse a materializar una cesión de los contratos asociados a la construcción del proyecto hidroeléctrico Hidroituango”. 

2. “Efectos financieros sobre la sociedad, particularmente sobre el flujo de caja y el perfil de riesgo de liquidez”. 

3. “Efectos sobre los contratos de operaciones de crédito vigentes con instituciones financieras locales, extranjeras y multilaterales, así como la potencial activación de covenants de aceleración y otras condiciones relevantes pactadas en estos contratos”. 

4. “Afectación en el cronograma previsto para la finalización del proyecto e impactos financieros derivados de obligaciones futuras de prestación del servicio”. 

La Superservicios, como policía administrativa de los prestadores de servicios públicos domiciliarios, le pidió al gerente informar, con claridad,sobre los riesgos ante un cambio de contratista y precisar, en este sentido, las modificaciones que un escenario como el anterior traería sobre el cronograma. 

En este sentido, la Superservicios también solicitó información detallada sobre las estrategias de mitigación de riesgos asociados a la liquidez del proyecto por un eventual retiro del BID y del impacto en el riesgo crediticio que esto pueda representar para la prestadora de servicios públicos. Los pedidos específicos de la entidad se presentan a continuación. 

1. “Informe detalladamente el análisis de los riesgos derivados de la posible cesión de los contratos asociados a la ejecución de obra del Proyecto Hidroituango, con la matriz de riesgos actualizada donde se contemple esta posible cesión”. 

2. “Informe cómo podría afectar el cronograma de entrega de la obra y el cumplimiento de las obligaciones de energía en firme asociadas al proyecto Hidroituango, en caso de cederse los mencionados contratos o en caso de que se obligue a la cesión y no se encuentre a un cesionario”. 

3. “Informe cuáles son los efectos en la financiación del proyecto que pueden derivarse de la posible cesión de los contratos asociados a la ejecución de obra del Proyecto Hidroituango, incluyendo pero sin limitarse al retiro del BID del proyecto”. 

4. “Informe las estrategias de mitigación de los riesgos asociados a la liquidez del proyecto por un eventual retiro del BID y del impacto en el riesgo crediticio que esto pueda tener”. (Con datos de El Colombiano).