26 febrero, 2021

La delincuencia no tiene límites…

Muchos colombianos han sido engañados mediante llamadas telefónicas, en las cuales se les exige por ejemplo un pago por un rescate de un secuestro express o utilizando otra clase de triquiñuelas… 

El Reverbero de Juan Paz conoció esta semana de un amigo empresario y abogado de la ciudad, a quien timadores profesionales lo contactaron para contratar sus servicios profesionales. 

En el primer contacto se le informó que había sido seleccionado entre varios bufetes de abogados de la ciudad para celebrar un contrato de asesoría jurídica y recaudo de cartera vencida que tenían con empresas importantes que a raíz de la pandemia afrontaban dificultades de tesorería para atender oportunamente sus compromisos… 

En el segundo contacto se le informó que le sería enviado vía email el documento que tenían con uno de los deudores con el cual se demostraba la seriedad de la contratación y la calidad de las empresas que tenían para realizarles cobro prejurídicos 

También se le envió un formato de contrato con el cual formalizarían la contratación de sus servicios… 

La lista de la cartera vencida a cobrar, según le informaron, estaba toda soportada con contratos debidamente firmados por los representantes legales de ambas empresas, autenticados ante notarios y en los cuales se expresaba claramente en sus cláusulas los honorarios a pagar a sus abogados 

(internos o externos) cuando el cobro fuera prejurídico. 

Tremenda sorpresa se llevó el amigo cuando recibe el documento inicial. 

Se trataba de un contrato de mutuo comercial supuestamente suscrito entre el representante legal de la cadena Marriot Internacional y el presidente de Inversiones suramericana David Emilio Bojanini Garcia con las respectivas firmas y cédulas en papelería mimbretiada “Marriott”, inclusive con la firma y el autenticado ante notario 22 de Bogotá, por la suma de seis mil ochocientos millones de pesos y sus respectivos intereses. 

Para esta patraña emplean el nombre de importantes empresas, sumas atractivas que alaguen al cobrador, supuestamente bien soportadas en contratos que presten mérito ejecutivo un buen % de comisión por el cobro. 

Para presentarle el resto de la cartera, y ya que ellos habían mostrado uno de sus deudores y la confianza le pedían todos sus datos personales (nombre – apellidos – cédula – cuenta bancaria para consignarle un anticipo para atender gastos menores de viajes, etc.) y con base en esta información se suscribirá el contrato del cual le habían enviado un formato para su estudio.  

Estos bandidos no dejan cabos sueltos. Inclusive se querían valer de esta fecha de fin de año con un largo puente festivo sin bancos, para utilizar toda clase de operaciones siniestras con sus cuentas bancarias y su documento de identidad. 

Como prueba de todo lo anterior se adjuntan 2 documentos los cuales le fueron enviados por los supuestos funcionarios de la cadena Marriott: 

1- Contrato Mutuo comercial entre Cadena Marriott Internacional e Inversiones Suramericana. 

2- Formato de contrato por servicios profesionales entre cadena Marriott y el abogado como agente cobrador. (Propuesta de trabajo). 

Esta propuesta desde luego no prosperó, ya que para el amigo despertaba muchas sospechas y dudas, sin dejar de desconocer que es tan bien montada que alguien menos prevenido puede caer en sus garras. (Contrato ejecutivo).