En Medellín desfilaremos pacíficamente para decir NO más vandalismo, No más capuchas

@andresguerraho @QuinteroCalle @anibalgaviria

Somos un colectivo conformado por jóvenes, amas de casa, empresarios, trabajadores, profesionales, académicos y representantes de algunos gremios, que frente a los hechos vandálicos y violentos que se vienen presentando en las constantes marchas en la ciudad de Medellín, nos vimos motivados a gestar una iniciativa ciudadana, para hacer visible los derechos de quienes no estamos de acuerdo con el mal uso de las manifestaciones, incentivar el respeto por los bienes públicos y privados, reiterar la admiración por la institucionalidad y la fuerza pública y motivar el cuidado, amor y respeto por la ciudad, el departamento y el país.

El desfile pacífico, tendrá lugar en Medellín, el sábado 29 de febrero de 2020 convocando desde las 9:00 a. m. para iniciar el recorrido a las 10:00 a.m., es una actividad simbólica que comprueba que podemos movilizarnos en forma pacífica, como personas responsables, con una actitud propositiva y cívica.

Este día solo se debe portar una camiseta blanca y un espíritu liviano, que permitirá dar a conocer que somos más las personas que queremos y cuidamos la ciudad, que los pocos que la destruyen.

No estamos de acuerdo con las capuchas, las bombas y los aerosoles que afectan el derecho constitucional de manifestarse públicamente, colocando en peligro la vida e integridad de los ciudadanos que en forma pacífica ejercen su derecho de protestar y a los demás ciudadanos que habitan la ciudad que se ven en evidente peligro cuando una movilización no pacífica pasa a su alrededor, además de poner en riesgo los bienes públicos y privados que con nuestros impuestos  y trabajo hemos construido, generando conciencia social que a la ciudad se cuida y se respeta.

El Desfile Pacífico iniciará desde las afueras de la torre empresarial del Dann Carlton Medellín (Cra 43A #7-50), recorriendo la avenida el Poblado hasta llegar a la calle 10, bajar por la calle 10ª hasta llegar a la avenida Los Industriales para  finalizar en el sector de Ciudad del Río, recorrido simbólico similar al que lamentablemente en días pasados dejó en evidencia la vulnerabilidad de la propiedad privada y pública de la ciudad, la importancia de la presencia de la institucionalidad y del deber de garantizar por parte del Estado a todos los habitantes la paz y la tranquilidad para llevar a cabo sus jornadas de trabajo, estudio, cultura y recreación, regresando a sus casas a compartir en familia con normalidad sin el temor que sus vidas e integridad física corran peligro.

Las constantes marchas y protestas que han terminado con comportamientos vandálicos han afectado el orden público, la movilidad vial y la economía de las pequeñas y medianas empresas; representamos a  un sector significativo que está cansando de tanta marcha generadora de anormalidad, sin postulados concretos y respuestas asertivas a sus manifestaciones,  haciendo una contra propuesta de protestar sin destruir  y accionar por el cuidado y el respeto del territorio dentro de la institucionalidad.

Esperamos la asistencia de unas 3.000 personas dispuestas a rechazar los actos violentos en la ciudad, motivar el cuidado y el amor por Medellín como la ciudad innovadora, empresarial y pujante que es y en general por la región y el país que en igual sentido requieren de una expresión pública colectiva sin violencia, recordando la importancia de los principios y valores en comunidad.