28 noviembre, 2020

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

Así están las cuentas para aprobar la reforma tributaria

@IvanDuque @PartidoLiberal

El Nuevo Siglo

Redacción Economía

Tras el anuncio del liberalismo de no respaldar la iniciativa se comenzaron a hacer sumas y restas. Para que el proyecto salga adelante se necesitan 55 votos a favor en Senado y 87 en la Cámara de Representantes

___________

El pulso por la reforma tributaria entró en su fase definitiva. Con el anuncio del Partido Liberal de no apoyar el proyecto en sus dos debates finales en las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes, se empiezan a hacer cuentas sobre cuántos votos se necesitan para su aprobación.

La iniciativa requiere 55 votos afirmativos en el Senado y 87 en la Cámara de Representantes para salir avante. En principio tendría 40 votos a favor en Senado. Estos serían los 19 del Centro Democrático, los 14 del Partido Conservador, los tres del partido Mira y los tres de Colombia Justa Libres. Adicionalmente, está el senador Johnatan Tamayo, de la Alianza Social Independiente (ASI).

En contra habría 35 votos. Estos serían los 21 senadores de los partidos y movimientos de la oposición (Alianza Verde, Polo Democrático, Farc y MAIS) más los 14 del Partido Liberal. Y por decidir habría 30: los 16 de Cambio Radical y los 14 del Partido de La U.

Mientras que en la Cámara de Representantes el proyecto tendría inicialmente 56 votos asegurados. Estos son los 32 representantes del Centro Democrático, los 20 del Partido Conservador y los cuatro de Opción Ciudadana, MIRA y Colombia Justa Libres.

En contra habría 54 votos, los de los 19 Representantes de partidos y movimientos opositores más los 35 liberales. Y, por decidir, están los 30 representantes de Cambio Radical, los 25 del Partido de La U y los dos de la circunscripción de la comunidad afro.

A partir de estas cuentas, es claro que la decisión de los partidos Cambio Radical y de La U será determinante en la suerte del proyecto de vital importancia para el Ejecutivo. Las dos colectividades decidirán su postura el próximo lunes en reuniones de bancada.

¿Aprobación asegurada?

De acuerdo con un parlamentario de la coalición de gobierno, la aprobación del proyecto en Senado estaría asegurada, pero en Cámara de Representantes no. “La coalición más Cambio Radical tiene 54 votos. La mitad de La U serían siete. Me dicen que son 10. Deberíamos estar cerca de los 60 votos. En Cámara hay que hacer otras cuentas”, le manifestó a EL NUEVO SIGLO.

Por su parte, la senadora María del Rosario Guerra, del Centro Democrático, se mostró optimista respecto a la aprobación de la iniciativa. “Veo trabajando seriamente a Cambio Radical, al Partido Conservador, al Partido de La U, a Colombia Justa Libres, al MIRA. Creo que si somos disciplinados podemos sacarla adelante”, manifestó.

“Todos saben que este no es un proyecto del gobierno sino que es del país. Dependiendo de si sale o no esta reforma también podemos lograr no solo la devolución del IVA a los más pobres, los tres días sin este impuesto, la reducción del aporte del 12% al 4% para los pensionados que reciben hasta un salario mínimo sino que las pequeñas empresas se formalicen y que haya una reducción de la carga tributaria de las empresas para que generen empleo”, subrayó.

Y añadió: “Quiero resaltar la baja de carga tributaria efectiva a las empresas para generar empleo. Ahí tenemos no solo la reducción de la tarifa sino la aceleración de la renta presuntiva para que a partir de 2021 sea cero. También tenemos el tema de régimen simple y la formalización. Yo creo que es muy rico lo que trae este proyecto de ley para incentivar crecimiento y equidad”.

El senador Efraín Cepeda, del Partido Conservador, reiteró las bondades del proyecto y señaló que si no aprueba el país quedaría con el mismo régimen tributario aprobado en el gobierno anterior.

“La semana entrante el Congreso va a aprobar una reforma tributaria, con absoluta seguridad. O se aprueba esta que tiene temas de alto contenido social y generación de empleo. O se aprueba la anterior, la última del gobierno Santos. Una de las dos tendrá vigencia. Si el Congreso se niega a esta está aprobando indirectamente la reforma tributaria anterior que no contiene los beneficios para generar empleo ni la devolución del IVA, ni la reducción de la cotización de salud de los pensionados, ni el gravamen a los bancos, que va para Colombia Rural. Hay que escoger cuál de las dos reformas”, sostuvo.

“Hay que decirle la verdad al país: va a haber una tributaria. No es que si se niega esta vamos a quedar sin tributaria. O es esta o es la última del gobierno del presidente Santos”, remarcó Cepeda.

División en La U

El senador Roy Barreras, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), afirmó que aunque él está en contra de la iniciativa, su partido está dividido. “Yo espero que el partido no se suicide políticamente. No le dé una cachetada a la ciudadanía que si algo rechaza es esta reforma inequitativa. Espero que el partido decida votarla negativamente. Hay otros compañeros que esperan votarla positivamente. La decisión se tomará el próximo lunes. Hoy estamos divididos”, afirmó Barreras, quien indicó que “en cualquier decisión de bancada siempre hay tres opciones: sí, no y libertad de voto”.

El parlamentario destacó que “la decisión del Partido Liberal fue muy importante. Entendieron que es una reforma absolutamente impopular en una coyuntura de movilizaciones que requiere equidad, igualdad, oportunidades. Aprobar una reforma tributaria, que claramente le regala $9 billones a los más poderosos y empeora la inequidad en Colombia es la peor manera de responderle al clamor ciudadano que, además, está ocurriendo en toda América Latina. Espero que el Congreso no sea sordo frente al clamor y el gobierno entienda que tiene que sentarse a construir una reforma tributaria estructural, pero también una reforma social, laboral, seria, que privilegie la creación de empleos dignos sobre el crecimiento de los más poderosos”.

Habría sesiones extras

El senador Rodrigo Lara, de Cambio Radical, señaló que la colectividad también tomará una decisión el próximo lunes. “Si de mí se tratara tendría la misma posición del año pasado cuando se votó por primera vez. Esto arrastra exenciones o privilegios tributarios de tiempo atrás. Entiendo la complejidad de hacer cambios de fondo en unas sesiones extras. Entiendo también las implicaciones que tendría para la economía no votarla. En lo personal, si de mí solo se tratara yo no la voto”, manifestó.

El senador Guillermo García, del Partido Liberal, reiteró ayer el rechazo a la iniciativa. “El liberalismo dijo no a la reforma tributaria. Es una reforma inconveniente para el país porque no genera empleo, no genera crecimiento y lo que hace es perdonarles a los ricos más de $10 billones”, dijo García, quien además señaló que al interior de la colectividad “no hay división. Hay una unidad”.

La discusión del proyecto iniciará en la plenaria del Senado el lunes, el último día de las sesiones ordinarias. Por lo cual, habrá sesiones extras, por lo menos, durante los siguientes días de la próxima semana. Al cierre de la edición, en Cámara aún no se había decidido si se citaría para hoy o para el lunes, como lo hizo el Senado.