19 junio, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Nueva vaciada de Ingrid Betancourt al presidente Petro

@petrogustavo

Petro:

Cuando se destapó el escándalo de tu hijo Nicolás y tu hermano Juan Fernando te moviste prestamente para callarlos: visitaste al primero para que se retractara y NO colaborara con la fiscalía de Barbosa, prometiéndole pronto un fiscal de bolsillo; y al segundo, lo sacaste de viaje con pasaporte diplomático.

La corrupción institucionalizada se profesionalizó en tu gobierno, bajo tu dirección: tú nombraste a Sarabia, Benedetti, Olmedo y demás. No viniste a acabar la corrupción, sino a ponerla a tu servicio.

Impusiste una fiscal de bolsillo que bien te está sirviendo y lo hiciste con violencia, atacando a la Corte Suprema de Justicia.

Tu solución para limpiar la Policía de la corrupción fue peor que el mal. Acabaste con la Fuerza Pública y lo que queda, cuando no están ignorando las delincuencias con las cuales te aliaste, están acuarteladas o muriendo abandonadas por ti, como en el Cauca.

Pregúntales a los maestros lo que piensan de tu lucha contra la corrupción en el FOMAG y la Fiduprevisora. Oye los gritos desesperados de quienes se están muriendo porque ya no hay quienes los atiendan en salud. Hiciste de la corrupción tu aliada para destruir y reinar sobre las ruinas.

Igual en Ecopetrol: si tanto es que lograste identificar las venas abiertas de la corrupción de Ecopetrol, la empresa debería estar boyante. Con tu mano ha perdido 30% de sus ingresos. Eres peor que toda la corrupción anterior y le entregaste Ecopetrol a otro corrupto, pero tuyo.

La corrupción de la DIAN todos la conocíamos. Pero no digas que esos corruptos no infiltraron tu campaña. Les abriste las puertas a ellos y a todos los contrabandistas, como el hombre Marlboro. Los narcotraficantes y terroristas, como Ivan Mordisco, que te financió. Y peor, transformaste a Colombia en nido de ratas internacional.

La UNGRD es hoy tu caso personal y estructural de corrupción. Robaron hoy para ti y por ti. Con ello pagaste a congresistas corruptos para que te pasaran tus alocadas reformas. Aprendiste rápido cómo funcionaba la corrupción antes y tu cambio fue poner a tu gente a hacer lo mismo.

Ofende cómo le das órdenes a la Fiscal Camargo para que «con toda celeridad» investigue la corrupción de la UNGRD de los últimos 8 años. Mucha independencia la de tu fiscal. Acabar con la independencia de los poderes públicos es más grave que todo lo de la UNGRD.

Pedir que investigue lo que pasó antes está bien, pero no para justificar que tú hagas peor ahora.

Lo que haces no es remover el poder político del país. Lo tienes comprado desde su cúpula y hasta los tuétanos. Vergonzosamente y con tal descaro que hasta destruiste la Alianza Verde, donde estaba la esperanza de renovación de muchos. Mockus salió porque corrompiste hasta la sal.

El “golpe” y la “ruptura institucional” de los que hablas… es el peso de la justicia. La justicia, eso es democracia. Que se te aplique, ¡eso sí sería un Cambio! Quieres impunidad para ti, tu familia y tus secuaces, como todos los de antes. El imperio de la corrupción hoy eres tú. Y ya todo el país lo ve.

La manifestación del primero de mayo es un mensaje para ti: salieron los sindicatos, como todos los años y lo hicieron bien. ¡Pero cuánto te costó llevar muchos necesitados de todo el país para tener la plaza llena!

Los millones de habitantes de Bogotá, que antes era tu plaza, no se movieron de sus casas pero sí pitaron y siguen pitando para que oigas lo que no quieres ver.

Lástima, Gustavo Petro. Tanto bien que podrías haber hecho. Y cuánto daño el que haces. Oye a las familias de los damnificados en la Guajira, oye a los maestros sin salud, oye a las mamás de los soldados muertos.

¿Será que el poder te enloqueció a tal punto que ni compasión sientes?