17 abril, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Merecido y caluroso homenaje al empresario Augusto López Valencia en el Concejo de Medellín 

@ConcejoMedellin @juliogonzalezvi 

En el Concejo de Medellín se cumplió el merecido homenaje al empresario Augusto López Valencia, con la presencia de su señora esposa Clara Inés, de su hija Catalina, varios de sus familiares y amigos cercanos. 

El reconocimiento fue propuesto por el concejal Julio González Villa, vicepresidente primero, y acogido en pleno por el resto de sus 20 compañeros de la corporación. 

En su corta pero sustanciosa intervención, el concejal Julio González destacó la trayectoria empresarial del empresario López Valencia desde que se inició en Cervunión, y narró cómo fue ascendiendo hasta llegar a la presidencia del Grupo Santodomingo. 

El empresario López Valencia agradeció el gesto del Concejo de Medellín, y destacó la trascendencia histórica de la corporación como la célula primaria de la democracia y su importancia en el desarrollo de la ciudad a lo largo de todos los tiempos. 

Aparte de sus seres queridos doña Clara Inés, Jaime, Norita y Catalina y su esposo Edgar Coulson, también se hicieron presentes varios amigos de la tertulia Punto Cadeneta que él preside, Juan Alvaro Vallejo, el exministro de Estado y candidato a la Alcaldía de Medellín, Juan Camilo Restrepo, el asesor empresarial Alfonso Giraldo, el periodista Jairo León García, y algunos concejales como Alfredo Ramos, Sebastián López, entre otros. 

Las siguientes son las palabras del concejal Julio González Villa: 

Hablar de Augusto López Valencia es hablar de Antioquia: Nacido en el reconocido pueblo minero de Santo Domingo, de donde salimos todas las familias antioqueñas, de los pueblos. Esto nos diferencia de las demás regiones del país. 

Hijo de un reconocido político: Roberto López, quien seguramente le dejó como herencia sus inquietudes políticas que siempre lo acompañaron y le aguzaron el olfato y el oído. La empresa no puede existir sin la política. 

Pero Augusto López Valencia, antes que un político, aunque fue concejal de Medellín, fue un hombre de empresa. 

Después de terminar su carrera en la Universidad Pontificia Bolivariana como ingeniero electricista, se vincula a Cervecería Unión cuando era una de las grandes empresas de Antioquia, fruto de la unión de las cervecerías Antioqueña y Libertad. 

Conoció a fondo el mercado de la ingeniosa y fabulosa industria de la cervecería. Industria creada desde la antigüedad por los egipcios. 

Desde el puesto de ingeniero fue ascendiendo en el nivel directivo, pasando por ser Gerente de Ventas a vicepresidente Ejecutivo, cargo desde el cual administró adecuadamente la Cervecería Unión.  

Cuentan sus contemporáneos, recuerdo a Alfonso Galeano, a Nelson Martínez, al Dr. Roberto Jairo Arango, entre otros, cómo se metía en los barrios para hacer la guerra aun a la misma Bavaria luchando por el mercado de la cerveza en Antioquia. 

Se nombra como presidente de Bavaria y por consiguiente como director supremo de lo que se conoció en su momento como el Grupo Santodomingo. Me sentí orgulloso de llegar a la Dirección del Departamento Jurídico de Cervecería Unión en 1987 y secretario General Encargado hasta 1994 siempre al pie del Dr. Luis Alfredo Ramos Botero. 

El Grupo Santodomingo fue bien dirigido y fortalecido por el Dr. López Valencia: Cervunión, Bavaria, Aguila, Avianca, Caracol, Sam, Bancoquia, Banco Santander, Nacional de Seguros, Colseguros, Umco, Malterías Unidas, y otras muchas más que se me escapan en este momento. 

Lo cierto del caso es que dígase lo que se diga del Dr. Augusto López Valencia, fue un hito empresarial del País, y Antioquia debe sentirse orgullosa que un hijo de las frías montañas del Nordeste haya hecho país. 

Tengo en mis recuerdos que el edificio de la biblioteca de la Universidad Pontificia Bolivariana fue gracias al Dr. Augusto López Valencia. Ahí manifestó su agradecimiento a su Alma Mater. 

El Concejo de Medellín quiere hacer este merecido y justo reconocimiento para que las generaciones actuales y venideras estudien las decisiones administrativas y gerenciales que tomó el Dr. López Valencia y sean motivo de análisis para la ciencia de la administración. 

Considero yo que, Augusto López Valencia, sean cuales sean las decisiones que tomó en sus importantes momentos, deben ser motivo de discusiones académicas para el bien del empresariado, no sólo antioqueño, sino colombiano. El estudio del caso en la Administración es el meollo de esa área.  

Ha dado luces muy importantes en famosas empresas a través de sus juntas directivas: Sofasa, Caracol, Celumovil, Banco Comercial Antioqueño, Carrefour, Metro de Medellín, Bancoldex, Uniempresarial.  

Por todo ello recuerdo a Don José Ortega y Gasset: “Los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas” 

Dr. López Valencia, Medellín le da las gracias por su contribución a la región y al país.