17 abril, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Contracorriente: Exitosa visita de Petro a Estados Unidos

Ramon Elejalde

Por Ramón Elejalde Arbeláez (foto)

Sería de una miopía imperdonable y de una mezquindad extrema desconocer que la visita del presidente Gustavo Petro, en la semana que termina, a los Estados Unidos, fue un excelente suceso para él y para el país. Fue recibido en la Organización de Estados Americanos, donde su discurso fue aplaudido de pie, por todos los asistentes; Disertó en las Naciones Unidas, con la propiedad que siempre lo caracteriza; visitó la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California, donde los estudiantes lo escucharon con atención y respeto; se reunió con los más prestigiosos senadores y representantes de los partidos tradicionales del Congreso norteamericano; visitó librerías y caminó por calles de ciudades gringas donde espontáneamente fue reconocido por transeúntes de las mismas. Pero el culmen de su periplo por tierras del tío Sam fue la conversación de Petro con el presidente Joe Biden, quien se mostró amable, conversador y receptivo en el diálogo. Biden le dedicó más tiempo del previsto para la entrevista, así lo reconoció Daniel Coronell en la W Radio: “Es poco común que el presidente de los Estados Unidos Joe Biden altere su agenda. Sin embargo, dos reuniones que tenía este 20 de abril en la tarde, fueron pospuestas porque las conversaciones con el presidente Gustavo Petro tomaron más tiempo del que estaba programado”.

Al éxito de la visita contribuyeron, seguramente, muchas circunstancias: Las gestiones del embajador de Colombia en EEUU doctor Luís Gilberto Murillo y de la jefe de Gabinete Laura Sarabia; la imagen internacional que ha reflejado en sus primeros meses de gobierno el presidente Petro, especialmente por sus propuestas de paz, medioambientales y de combate al narcotráfico, entre otras.

No valieron los pataleos de la oposición más radical con mensajes y trinos exagerados, antipatriotas, cuando no mentirosos. Pastrana, Paloma, la Cabal, Gómez Martínez y el jefe de todos ellos, don Polo Polo, deben estar de cama con el éxito de Petro. Cada día esa oposición sectaria, sin visión de futuro, cerrera, odiosa y engañosa va perdiendo adeptos en Colombia, porque afuera de nuestras fronteras no los tiene. Ha quedado demostrado.

Las tesis de Petro más radicales: energías limpias, defensa de la región Amazónica, protección del agua y la paz total, van ganando adeptos en el mundo y sus propuestas de estadista moderno, están lejos de ser locuras de un lunático. Pero, además, Gustavo Petro pudo mostrarle al mundo el éxito de su lucha contra el narcotráfico, que está resumido en un Twitter del ministro de la Defensa, doctor Iván Velásquez Gómez: “Entre el primero de enero y el diez y nueve de abril de este año, la Fuerza Pública ha incautado 195.7 toneladas de cocaína y destruido 67 laboratorios de cocaína y 1664 ton de pasta de coca. También decomisó 1.425.939 galones de insumos líquidos y 1.204.410 kilogramos de insumos sólidos”.

En el diálogo con el presidente Biden, Petro se hizo acompañar de los ministros de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva Durán; Defensa, Iván Velásquez; Justicia, Néstor Osuna; la jefe de Gabinete, Laura Sarabia y el embajador, Luís Gilberto Murillo. Por su parte el presidente norteamericano fue acompañado por el Secretario de Estado, Antony Blinken; de Seguridad, Alejandro Mayorkas; el enviado especial para el clima y exvicepresidente gringo, John Kerry; el enviado especial para las Américas, Chriss Dodd; la jefe de la Usaid, Samantha Power y el embajador encargado de EEUU en Bogotá, Francisco Palmieri.

Reconocimiento especial merecen las reuniones de Gustavo Petro con Nancy Pelosi, expresidente de la Cámara de Representantes de esa gran nación y líder indiscutible de la bancada Demócrata y con el legislador, Jim McGovern, amigo de Petro y voz reconocida de los Demócratas en el Congreso de EEUU. La Pelosi trinó sobre su reunión con el presidente colombiano: “Hoy tuve el orgullo de reunirme con el presidente Petro para hablar de la larga relación entre nuestros países y cómo podemos trabajar juntos para combatir la crisis climática, reducir la pobreza y detener la propagación del fentanilo”.

Pasaron desapercibidas en el exterior las declaraciones discordantes de algunos políticos gringos muy ligados con la extrema derecha colombiana.

Eso sí, entre nosotros esas expresiones aisladas fueron magnificadas por nuestros grandes medios de comunicación, hoy convertidos en líderes de la oposición al gobierno Petro. Para infortunio de los de allá y de los de acá, no lograron empañar el gran éxito del presidente Gustavo Petro.