19 junio, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

“Antioquia y Colombia tienen deuda histórica con el Bajo Cauca”: Mauricio Tobón

Mauricio Tobon

@Mauriciotobonf

El precandidato a la Gobernación, por el grupo Antioquia Plural, dice que el Cajo Cauca es una caldera que algún día tenía que explotar, y que el Departamento y el país tienen una deuda histórica con esta subregión.

Como se recuerda, Tobón es precandidato de ese grupo, junto con Eugenio Prieto, exdirector del Area Metropolitana; Andrés Julián Rendón, exalcalde de Rionegro y el expresidente del Congreso, Juan Diego Gómez.

La visión sobre el Bajo Cauca de Tobón es muy clara: “El Bajo Cauca antioqueño no puede seguir siendo la Cenicienta del departamento y del país, aquella región a la que todos le hacen el feo y de la que solo se acuerdan cuando ven a un montón de desadaptados que atacan a la misión médica y luego se ponen a jugar con una camilla”, explica en una columna reciente en un medio nacional.

“La situación actual es grave, una caldera que explotó, pero sigue calentándose, y merece toda la atención del Estado, que los gobernantes se amarren los pantalones y le brinden a sus cerca de 300.000 habitantes (los buenos) seguridad y libertad”.

“Esta subregión no puede esperar más. Llegó la hora de que lleguen las soluciones reales y permanentes para sus habitantes. Es el momento de entender lo pasa allí y se los resumo en: 28,5% vive por debajo de la línea de pobreza (la tasa más alta del departamento), grupos ilegales llenando el vacío que dejó el Estado y sus habitantes marginados por no ser representativos electoralmente.

“El Bajo Cauca es un territorio minero. Allí se produce 42% del oro que se comercia en el país, sin embargo, no hay acompañamiento técnico a los mineros tradicionales, que urgen iniciar procesos serios de formalización que les permitan mejores prácticas en la extracción del oro y que dejen de ser perseguidos por las autoridades.

“Y para ello, la creación del Distrito minero es una opción viable que permite la formalización, minimiza el impacto ambiental y lleva bienestar. A esto hay que sumarle, como lo solicitan los mineros, un desarrollo planeado de la industria y una alta inversión en vías de la subregión.

“El Bajo Cauca necesita una alta inversión social que le permita prosperar y una fuerte presencia del Estado. Hoy, el vacío que se dejó desde hace muchos años, lo llenan los grupos armados ilegales, quienes son los que tienen el control territorial y deciden lo que allí sucede. Antioquia y Colombia tienen una deuda histórica con esta subregión y no hay tiempo de esperar más para pagarla.

“Es urgente poner en marcha planes que permitan recuperar la economía de esta subregión, brindar seguridad a sus habitantes y visitantes y opciones para los jóvenes, con el fin de que no sea la delincuencia la que se los robe a la sociedad.

“Por otro lado, el turismo puede convertirse en la punta de lanza para romper los paradigmas que se tienen de esta subregión de Antioquia. Caucasia y su clima cálido, Cáceres y su historia, Zaragoza y sus panorámicas espectaculares, Tarazá y sus balnearios, son opciones para propios y visitantes que permiten vivir nuevas aventuras.

“Así que todos a mirar hacia el Bajo Cauca. No es con plantones simbólicos organizados en La Alpujarra como vamos a solucionar sus problemas sino con acciones concretas y un Estado fuerte que haga presencia permanente, para que sus habitantes recuperen la tranquilidad y vuelvan a sonreír”.

Y, por último, Mauricio Tobón (foto) resumió en seis puntos sus propuestas de solución:

1. Creación del distrito minero.

2. Formalización minera

3. Parar la destrucción de maquinaria amarilla

4. Creación de los vigías ambientales

5. Acuerdo para la suspensión del uso del mercurio

6. Establecer en la región ventanilla única de trámites para la producción y comercialización de oro.

7. Líneas de crédito inmediatas de Findeter para inversión en proceso de formalización, con tasas de redescuento.