24 mayo, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… ¿Rodolfo Hernández, al borde de la muerte política?

Rodolfo Hernandez

@ingrodolfohdez

·      El llamado “Trump colombiano”, que por poco le quita a Petro el cargo de presidente que hoy ostenta, tendría 92 años cuando finalice su sanción por corrupción. Ahora falta la decisión del Consejo de Estado, que le podría declarar muerte política

·      El hoy excandidato a jefe de Estado fue destituido e inhabilitado durante 14 años por la Procuraduría General de la Nación. Todo esto en el caso que lo atormenta desde que fue alcalde de Bucaramanga en el 2019: Vitalogic.

·      El ente determinó que el excandidato a la Presidencia llevó a cabo varias acciones con la finalidad de favorecer la adjudicación del contrato a la mencionada unión temporal. Y se comprobó que Hernández tuvo contacto directo con los representantes de la tecnología que se iba a implementar.

·      Durante estos encuentros, proporcionó información privilegiada sobre los requisitos que debían cumplir para asegurar la adjudicación del contrato, lo que les otorgaba una ventaja injusta sobre los demás competidores en el proceso de selección.

·      Según el comunicado de la Procuraduría el exmandatario sostuvo una reuniónen la capital del país con representantes de la compañía, pero no para escuchar sus propuestas, sino para conocer la estructura del proyecto que previamente había solicitado.

·      Durante el encuentro acordaron designar a la persona encargada de elaborar los términos que asegurarían la selección de la mencionada empresa contratista. El Ministerio encontró pruebas de que el exalcalde llevó a cabo acciones para coaccionar al director jurídico de la Empresa de Aseo de Bucaramanga (EMAB). Lo exhortó a omitir las reglas de contratación y el manual existente con el fin de formalizar el negocio de manejo de basuras. 

·      Por consiguiente, Rodolfo Hernández está cerca de la muerte política, ya que esta es la tercera sanción que recibe y, de acuerdo con la normativa esta conlleva una inhabilidad permanente. Sin embargo, su situación final quedará determinada cuando el Consejo de Estado decida si revisará o no el caso.