3 marzo, 2024

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… ¿Por qué el gobierno genera pánico en la salud?

@petrogustavo

·      La Procuraduría le solicitó al ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, que no lance declaraciones sin sustento científico, como la que dijo que las vacunas del Covid-19 habían sido un “experimento” en Colombia

·      Estas declaraciones las hizo el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, en el debate convocado por la Comisión Primera del Senado de la República sobre la vacunación contra el Covid-19.

·      En el comunicado emitido este 2 de diciembre por la Procuraduría, se resalta que las vacunas son una intervención en salud pública avalada por organismos internacionales de renombre como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, subraya que estas vacunas buscan proteger a la población, activando las defensas naturales del organismo para resistir infecciones específicas y fortalecer el sistema inmunológico.

·      Le dice la entidad a Jaramillo que “la cabeza del sector salud debe generar respeto, tranquilidad y confianza en el proceso de inmunización con el fin de garantizar los derechos fundamentales”.

·      De esta forma, la Procuraduría se une a los pronunciamientos de diversas entidades, incluyendo la Asociación Colombiana de Inmunología (ACOI), la Academia Nacional de Medicina, la Asociación Colombiana de Reumatología, la Sociedad Colombiana de Pediatría, así como médicos expertos y otras organizaciones que han rechazado las intervenciones del ministro de Salud en este ámbito.

·      Finalmente, el ente de control destaca también su acompañamiento al Ministerio de Salud y Protección Social, al Puesto de Mando Unificado y a todos los actores del sistema de vacunación contra el Covid-19 durante el periodo comprendido entre enero de 2021 y hasta finales de 2022.

·      Este seguimiento ha contribuido, según dice la Procuraduría, al “éxito en salud pública para el país, con notables reconocimientos a nivel nacional e internacional”.

·      Estas fueron las palabras irresponsables del ministro: “Fuimos sometidos a convertirnos en un experimento; todos los ciudadanos colombianos que han sido vacunados fueron parte del experimento más grande realizado en la historia de la humanidad. No podemos continuar experimentando con la población colombiana, especialmente con los indígenas, afrodescendientes, los más vulnerables y los campesinos”.