27 noviembre, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Al oído y en voz baja… Así fue el golpe final a Otoniel…

  • «El 15 de octubre a las 8 de la noche en una guarnición de Bogotá nos reunimos con los oficiales de inteligencia de la Policía y con los oficiales de planeamiento de operaciones especiales de las Fuerzas Militares y de la Policía y es cuando se decide darle otro salto a esta estratégica», dijo el mayor general Luis Fernando Navarro, jefe de las Fuerzas Militares.

  • Comenzó a explicar cómo se desarrolló el golpe final a Dairo Antonio Uzuga, alias «Otoniel» (foto), el narco criminal más buscado de los últimos tiempos en Colombia.

  • En ese momento ya sabían cómo romper el último anillo de seguridad del narcotraficante. Y ahí decidieron lanzar la Operación Osiris en la madrugada de este sábado, luego de 7 años de búsqueda para dar con su paradero.

  • Por órdenes del presidente Duque y del ministro de Defensa, Diego Molano, se diseñó una nueva estrategia para llegar a sus estructuras de seguridad y a toda su red de apoyo.

  • Con el apoyo de la Séptima División del Ejército y la Fuerza Naval del Caribe, con estrecha coordinación con la Policía Nacional, se fueron descubriendo sus anillos de seguridad.

  • «Fuimos entendiendo de mejor manera los corredores de movilidad y nos fuimos colocando de manera estratégica en el terreno», explicó el general Navarro.

  • La Operación Osiris tuvo varias fases y cambios de ritmo. La idea era quitarle el esquema de seguridad a Otoniel e inducirlo a cometer errores, hasta llegar a su captura.

  • «Más de quinientos hombres de fuerzas especiales del Ejército, hombres de Infantería de Marina bloqueando los corredores fluviales, la Fuerza Aérea dándonos toda la cobertura con sus plataformas de inteligencia y moviendo tropas de diferentes zonas del país, 22 helicópteros de la Fuerza Pública e insertamos tropas en varios sitios», sostuvo el comandante de las Fuerzas Militares.

  • Para mantener el secreto de las operaciones, se movieron militares de otras áreas del país.

  • El criminal narcotraficante en la noche del sábado fue trasladado desde la base militar de Carepa (Antioquia) hacia Bogotá en una aeronave de la Policía Nacional. 

  • En Caracol Radio informaron que hubo júbilo entre los que vieron llegar el avión que trasladaba a ‘Otoniel’ al aeropuerto de la Dirección Nacional Antinarcóticos de la Policía en inmediaciones de El Dorado.

  • Y de allí lo trasladaron a las instalaciones de la Dijín (Dirección Nacional de Investigación Criminal e Interpol), en el occidente de la ciudad bajo un fuerte esquema de seguridad donde pasó la noche, según informaron en Caracol Radio.

  • El delincuente ahora está a la espera de que lo judicialicen en el país, lo que también haría inminente su extradición a los Estados Unidos donde es requerido por narcotráfico.

  • El puntillazo: Dice el colega Gustavo Rugeles en su portal El Expediente que se han producido más reuniones entre los chinos y personas cercanas a la Alcaldía de Medellín. Dice que «en específico en una casa en las Palmas propiedad del empresario Fernando Corchuelo Waldron, dueño de los Call Center CONTENTO BPS SA, quien ha sido financiador de las campañas del alcalde Quintero y de su asesor en la sombra, Gabriel Jaime Rico. Según nuestras fuentes, el señor Corchuelo también participó en la negociación de las vacunas para Medellín y es, de alguna manera, enlace entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía se Daniel Quintero».