17 agosto, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Vivimos en un bosque 

Por Horacio Toro 

Esto que sería una gran noticia para cualquier ciudad, pero, en realidad es todo un inconveniente para la estética y sobre todo para la movilidad en Medellín. 

Es tan grande la falta de mantenimiento de las zonas verdes en la ciudad, que ya se está dificultando la movilidad vehicular y de los peatones. 

Árboles curvados sobre las vías, arbustos ocupando medio carril de las avenidas, plantas y rastrojos invadiendo zonas peatonales, semáforos y avisos informativos tapados por árboles que evidencian un deficiente mantenimiento, le están dando a Medellín una apariencia de desorden y suciedad. Una cosa es una vegetación exuberante con avenidas con jardines por doquier y otra muy distinta el crecimiento desmesurado de árboles y plantas por falta de mantenimiento. 

Las lluvias que han caído en los últimos días sobre la ciudad han provocado enormes daños y vale la pena preguntar si la falta de mantenimiento de las zonas verdes es una de las causas. 

¡¡Qué bueno vivir en un bosque, pero no así!!