21 enero, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

Vicky Dávila en Semana, “es como un carnicero en una junta de cirujanos”: Vladdo

@Semana @VickyDavilaH

El caricaturista Vladimir Flórez, Vladdo, dio detalles de la masiva renuncia de periodistas y directivos de Semana, y apuntó a la nueva directora: Vicky Dávila.

En entrevista con Caracol Radio aseguró que los inconvenientes empezaron con la llegada de la ahora directora.

“El asunto es que había dos revistas en una, cosa que no era algo sostenible en el tiempo, pues estaban la publicación digital y la de Semana impresa, con las columnas de Vicky Dávila y Salud Hernández, y las entrevistas de Luis Carlos Vélez”.

“No había un equipo cohesionado. De hecho, la llegada de Vicky Dávila fracturó la revista por dentro, y eso cualquiera se lo puede decir, y no estoy contando ningún secreto porque eso ya era de dominio público”, dijo.

Vladdo explicó que la labor periodística continuó por el bien de la revista, pero que en los últimos días ocurrió algo que terminó de romper lo poco que quedaba.

“Adentro había unas tensiones muy fuertes que se acentuaron en los últimos días cuando se planteó la posibilidad de fusionar las dos redacciones: la digital con la impresa, con lo cual había más injerencia de Vicky en el trabajo de la impresa. Entonces, ¿dónde quedaba la autonomía de Ricardo Calderón? ¿Para qué era el director?”, contó.

“Ese fue, digamos el “florero de Llorente”, porque de alguna manera Ricardo iba a quedar prácticamente subordinado, o teniendo que consensuar con Vicky los contenidos, y pues eso ya es absurdo, porque son dos maneras distintas de hacer periodismo”, agregó el caricaturista.

Precisamente esa manera de hacer periodismo de Vicky fue otra razón, de acuerdo con Flórez, que despertó malestar entre sus colegas, pues considera que “el estilo de periodismo que hace Vicky es más de estilo amarillista, escandaloso, que tiene un público como todo, pero no es de esa Revista Semana analítica, que ha retratado el poder y lo ha diseccionado para mostrar cómo se toman las decisiones en el poder”.

“Con su llegada, la revista funcionaba como Jekyll y Mr. Hide. Y uno trataba de explicar que la impresa era una cosa y la digital, otra. Pero eso dejó de ser sostenible cuando se anunció que ella dirigiría toda la revista”, cuenta Vladdo, caricaturista de Semana en los últimos 24 años, quien renunció también el martes. “No podía seguir ahí bajo la dirección de una persona con un estilo amarillista y de periodismo con el que no comulgo y que pone por encima el protagonismo de ella en perjuicio de los hechos y el análisis. Es como si a una junta de cirujanos, llega un carnicero a dirigir”, agregó en conversación con EL PAÍS.