20 junio, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Tomás Elejalde, el motor del Metro; mañana inaugura el 6º Metrocable de El Picacho

@metrodemedellion @IvanDuque @QuinteroCalle  

Tomás Elejalde es un gerente de bajo perfil, desconectado de la política. Inteligente, reflexivo y claro. Sabe dónde está parado y para dónde va en el sistema de transporte más avanzado de Colombia. 

Es el motor del Metro, una empresa que está metida con todas sus raíces en el corazón y el alma de los antioqueños, modelo en el país y en Latinoamérica. 

Tomás Elejalde se ha sostenido en una de las gerencias más apetecidas el país, pese a los presidentes que ha tenido Colombia, a las presiones que no han faltado de gobernadores y alcaldes, y pese también a los intereses políticos de los gamonales que no han podido extender sus pulpos ante el Metro, una empresa que ha generado afectos y pertenencias en el alma de los antioqueños, desde antes de su nacimiento.  

El gerente del Metro es ingeniero de fabricación, formado en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia en Alemania y es especialista en Alta Gerencia de la Universidad de Antioquia.  

Tomás Elejalde ingresó hace más de 25 años a la empresa y ha ocupado diferentes cargos directivos, lo que le permite tener un amplio conocimiento de la operación y manejo financiero de la entidad. Por eso tiene la empresa metida en la cabeza y la conoce como la palma de su mano. 

Su elección en este cargo se dio en el año 2016 y durante este tiempo ha logrado que la empresa Metro sea reconocida por su transparencia y eficiencia en el país. 

Al gerente le corresponde entregar hoy, con la presencia del presidente Duque y las primeras autoridades del Departamento, encabezadas por el gobernador Luis Fernando Suárez y el alcalde Daniel Quintero, el sexto Metrocable en la red del Metro de Medellín.  

El Metrocable El Picacho beneficiará a 420 mil personas en las comunas 5 (Castilla) y 6 (Doce de Octubre) del noroccidente de Medellín, indicó Tomás Elejalde, quien agregó que este cable contará con 138 cabinas, cada una con capacidad para 12 usuarios, y cuando esté en operación podrá mover a 4.000 viajeros cada hora por sentido. La inversión alcanza los $364.955 millones. 

La entrada en operación de la Línea P permitirá una reducción anual de 979 toneladas de CO2 al medio ambiente. La Administración Municipal anunció que adelanta la siembra de 1.400 nuevos árboles en la zona de influencia del proyecto. 

Igualmente, se realiza la puesta en verde (poner en estado operativo) de los componentes del sistema de socorro. Estos permiten el funcionamiento del cable con motores eléctricos auxiliares para llevar las cabinas hasta la próxima estación en caso de una evacuación.  

Las cuatro estaciones de esta nueva línea son Acevedo, Sena, Doce de Octubre y El Progreso.