5 marzo, 2021

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Sobre la alcald铆a ni mentiras ni sofismas

Dar铆o Ruiz G贸mez

De salida tenemos que reconocer algo importante: desde un comienzo el alcalde Quintero destap贸 sus cartas pol铆ticas cuando anunci贸 que su objetivo era acabar con el Grupo Empresarial Antioque帽o responsable del fracaso de Hidroituango y deudor a la ciudadan铆a de nueve billones de pesos.  

Con astucia logr贸 que la Junta de la EPM renunciara incorporando a la nueva Junta una ficha como Pablo Felipe Robledo conocido por sus intervenciones  represivas contra los empresarios del Valle y contra algunas empresas antioque帽as recurriendo  a m茅todos dignos de la mejor polic铆a totalitaria  tal como lo record茅 en su momento. Este objetivo presentado como una cruzada de moralidad cal贸 en el sentimiento de muchos ciudadanos que esperaban 鈥渧engarse de los desafueros鈥 de ese 鈥済rupo de privilegiados鈥. El resorte del populismo hab铆a sido despertado por igual en el subconsciente de algunas gentes decentes y de 鈥渓as masas oprimidas鈥. Y Quintero no se arredr贸 y comenz贸 a exhibir su ideolog铆a  largamente preparada desde Bogot谩 con la colaboraci贸n de algunos te贸ricos universitarios de Medell铆n: el populismo al poder con vistas a que el petrismo se mantenga indefinidamente en la Alcald铆a e imponer un modelo de sociedad y de cultura recurriendo, por fortuna para la democracia, a modelos desacreditados del chavismo y el peronismo y que la mediocridad de Podemos en Espa帽a ha confirmado al mostrar su incapacidad para enfrentar en medio de la pandemia el grav铆simo problema de la vejez que Pablo Iglesias abandon贸  -por su desidia murieron 25millones de ancianos(as)-  de la vacunaci贸n y la sanidad, proponiendo a cambio una superflua reivindicaci贸n de la equidad de g茅neros, de relativizar la moral pol铆tica. No hubo pues en nuestro caso destape pol铆tico de Quintero al estilo Fidel Castro sino que desde un comienzo 鈥 y esto, repito, es de agradecer- 茅l y su esposa fueron muy claros al admitir que estaban trayendo militantes de Bogot谩 pues no 鈥渉ab铆a en Medell铆n鈥  funcionarios con la categor铆a suficiente  para ocupar puestos claves en su burocracia. 

La pertenencia de TeleMedell铆n  a la Alcald铆a ha supuesto que sea la visi贸n petrista  鈥 y esto ser铆a respetable si hubiera una pluralidad de opiniones–  la que domine el enfoque de sus programas de opini贸n, de su noticiero, de manera que el protagonismo se lo lleven personajes como Iv谩n Cepeda, Sanguino, 脕ngela Mar铆a Robledo y toda esta corte de la minor铆a populista que en estos momentos debe responder al mundo democr谩tico por su silencio y complicidad ante algo ya inobjetable como lo es la barbarie de las FARC confirmada por la JEP. 

La estrategia hist贸rica de llenar de soldados el vientre del  gran caballo de madera para introducirlo en Troya contin煤a haci茅ndose, repito, con un objetivo 煤nico: la toma pol铆tica de la ciudad. 驴De d贸nde si no los m茅dicos cubanos? 

La pregunta acerca del voluminoso electorado que obtuvo Quintero, constituye para cualquier analista pol铆tico una pregunta obvia: la procedencia de los capitales que financiaron su campa帽a, el origen social de su electorado, estudiantes, sindicatos, feministas, vendedores ambulantes, los due帽os de la vida nocturna, gentes de las Comunas, intelectuales populistas, a los cuales ha traicionado finalmente.  

Porque la pandemia ha dejado al descubierto las falencias de una burocracia ineficaz y de un proyecto pol铆tico que ya hab铆a empezado a hacer aguas por sus inconsistencias ideol贸gicas. Ya que para enfrentar la complejidad que supone una gran ciudad聽聽-que hoy es otra ciudad-聽聽se necesita 鈥揷omo lo demostr贸 Pe帽alosa-聽聽de聽聽un聽聽gran equipo de especialistas聽聽para proponer una racionalidad en la planificaci贸n de territorios que contin煤an densific谩ndose聽聽peligrosamente, de nuevas tecnolog铆as para proyectar聽聽algo tan urgente como son las nuevas v铆as聽聽y聽聽solucionar los grandes atascos vehiculares聽聽redise帽ando v铆as infantilmente partidas en dos para los remedos de sus ciclov铆as .Y nada m谩s. 驴Es suyo acaso el proyecto del tranv铆a de la 80? 驴Voto por la revocatoria de su mandato o defiendo la continuidad de Quintero?聽

La soberbia del Alcalde, la pol铆tica de tomar toda  cr铆tica como una ofensa personal, la ausencia de libertades 鈥 el juego de la pauta publicitaria- para un verdadero debate p煤blico han llevado a que la ciudadan铆a que es aquella que sufre y padece los errores, las medidas que no se han tomado para bien de la ciudad, sea, entonces la que en esta situaci贸n extrema que de todos modos iba a llegar al gobierno de la ciudad, la que d茅 su aprobaci贸n a los argumentos de quienes han pedido la revocatoria del Alcalde o sean indiferentes ante  la evidente incapacidad de Quintero y su Gabinete para hacer de la ciudad el espacio de todos los ciudadanos.