17 agosto, 2022

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Seguir adelante

Dario Ruiz

Por Dar铆o Ruiz G贸mez

El verdadero intelectual es quien nunca ha renunciado a su 煤nica causa: buscar la verdad, oponerse a las imposturas y componendas con que los grupos pol铆ticos llegan a un acuerdo de mutuas ganancias.  Por esto la verdadera responsabilidad intelectual es la de vivir en un permanente exilio. Lo he repetido, ni en Cuba hoy ni en Nicaragua ni en Venezuela puede hablarse de intelectuales ya que el totalitarismo de salida condena las preguntas pues preguntarse es poner en entredicho lo que el colectivismo ha impuesto como verdad 煤nica y los verdaderos intelectuales est谩n en el exilio como lo est谩n los cubanos que son una comunidad muy fuerte, los venezolanos, los argentinos. Al instaurarse un r茅gimen autoritario aquello que causa consternaci贸n es la traici贸n de los considerados amigos. Los testimonios de Cabrera Infante al respecto son alucinantes y desvelan otro elemento de esta persecuci贸n contra la inteligencia cr铆tica: el resentimiento de quienes al descubrir que no pasar谩n de ser unos mediocres ya con el poder en sus manos perseguir谩n la libertad intelectual. Stalin quiso en su juventud ser poeta junto a su gran amigo Mandelstam y cuando llega a darse cuenta de que Mandelstam era un genio y 茅l un mediocre no titubea en encarcelarlo y enviarlo a Siberia para que muera de hambre en un Gulag. Sonia su mujer escribe ese grande y perdurables testimonios 鈥淐ontra toda esperanza鈥.

Desde el regreso del peronismo a Argentina Borges uno de los m谩s grandes escritores universales de todos los tiempos ha sido silenciado por el kirschnnerismo y sus intelectuales de bolsillo. El pensador en tiempos de la exasperaci贸n populista siempre est谩 en peligro permanente frente al establecimiento oficial presidido por la mediocridad.

La censura de una obra y el olvido por decreto de quienes piensan, constituyen como lo ha recordado Milosz asesinatos simb贸licos y esto lo est谩 haciendo el populismo cultural desde hace tiempo en Colombia imponiendo sus desequilibrados modelos de identitetarismo, etnias, 鈥渓enguaje incluyente鈥. La narrativa generada por esta parodia de elecciones donde desvergonzadamente se ejecut贸 a Fico en la componenda entre Petro y el viejo marrullero de Hern谩ndez, debe partir de un interrogante propio de la politolog铆a de hoy, la huida semanas antes del Embajador Norteamericano y el papel decisivo del Embajador ruso de Putin. Pero esos diez millones y medio de colombianos(as) 鈥 el 50% del electorado que votaron contra Petro 驴se esfumar谩n como contenido pol铆tico traicionado por las desacreditadas jaur铆as de politiqueros como C茅sar Gaviria o se convertir谩n de inmediato en la posibilidad hist贸rica de llegar a construir una nueva organizaci贸n pol铆tica tal como se est谩 haciendo felizmente en Espa帽a, en Italia o Alemania?   Pol铆ticos j贸venes tan brillantes y sin temor alguno de ser tachados de derechas como David Barguil, Miguel Uribe, Fico cuyo conocimiento de lo que supone la peligrosa ideolog铆a del petrismo   se hace necesario en la respuesta de una sociedad que a partir de esta abrumadora votaci贸n busca que su representatividad pase a manos de qui茅nes honrar谩n esta tarea de recuperar la civilizaci贸n frente a la barbarie. Y hay otro punto estimado Pacho Cort茅s que deben tener en cuenta qui茅nes hasta hoy se autonombraron como una intelligentzia perseguida por el uribismo y es el hecho de que ante su triunfo electoral urgentemente han tenido que mostrar sus rostros, salir de las sombras donde durante a帽os  se opusieron al pluralismo y hasta que no se instaure la dictadura total tendr谩n que responder a los debates a los cuales ser谩n convocados por esta ciudadan铆a democr谩tica, debates de ideas a que se han negado  porque  la palabra, la ciencia, el pensamiento, la m煤sica, la educaci贸n constituyen conquistas  de  individualidades que se niegan a ser arrasadas por un colectivismo feo, rampl贸n.