Se vive, se siente, fuerte incidente se presiente

 

Se vive, se siente, y sobretodo fuerte incidente se presiente entre los concejales Bernardo Alejandro Guerra y Santiago Jaramillo. Se vive en las situaciones ya presentadas, cuando hasta la policía ha tenido que intervenir.

Se siente con las miradas, gestos, muecas que se hacen, no falta sino que se saquen la lengua cual niños malcriados.

Se presiente porque como dicen por ahí, están que se dan.

El más reciente incidente se presentó esta semana durante el debate del presupuesto para la vigencia 2019. El concejal Santiago Jaramillo se disponía a salir un momento del recinto y pasó cerca de la curul de Guerra. De inmediato este último armó un escándalo, y empezó a gritar que cómo pasaba por ahí, que eso era una provocación. Guerra se le fue encima, y los policías de su esquema de seguridad tuvieron que contenerlo.

El concejal Jaramillo continuó su camino de manera desprevenida. No contento con el show, Guerra hizo suspender la sesión momentáneamente porque supuestamente no tenía garantías, a lo que la presidente de la corporación y compañera de bancada Aura Marleny Arcila hizo caso omiso.

Pero ahí no para todo. A esa misma sesión asistió el gerente del Hospital General de Medellín, Jesús Eugenio Bustamante, quien se encontraba sentado  escuchando atentamente el desarrollo del debate. De  repente llegó Bernardo Alejandro, se le paró al frente, lo enfocó con la cámara de su celular y le decía: “Reite pillo”.

Algunos se preguntan si la estrategia de Guerra es la misma del concejal de Bucaramanga Jhon Jairo Claro, provocar para que les respondan con la fuerza y luego victimizarse.

Para acabar de rematar, Santiago Jaramillo publicó está perla: Juan José Guerra Hoyos, hermano de Bernardo Alejandro y del precandidato a la gobernación de Antioquia Andrés Guerra, es el gerente y representante legal de la compañía y administradora de seguros y servicios Coassist Ltda,  que tiene a su cargo nada más y nada menos que el Seguro Vital y de Asistencia Domiciliaria de EPM. Siguen apareciendo más y más contraticos de la familia Guerra Hoyos.

No se les olviden que el concejal Guerra fue protagonista principal en la suspensión que por 7 meses le hizo la Procuraduría al concejal Jaramillo.

Este espectáculo es un mal mensaje  y mal ejemplo que no se compadece de la dignidad de dicha corporación

unnamed (1).png