2 marzo, 2021

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Se le creci贸 el enano

Por Rodrigo Pareja

Mas se demor贸 ese insaciable de poder que es Alvaro Uribe en dar una orden, que en ser desobedecido por quien ahora parece estar dispuesto a salirse de la manada y establecer rancho propio.

Lo anterior qued贸 configurado con la inmediata desautorizaci贸n p煤blica del presidente Iv谩n Duque a la ins贸lita pretensi贸n de su jefe y mentor, en el sentido de disponer la intervenci贸n gubernamental en las Empresas P煤blicas de Medell铆n.

La postura diametralmente opuesta del presidente Iv谩n Duque al deseo del ex mandatario, vocero esta vez de conocidos intereses particulares y pol铆ticos de cuyas manos sali贸 el manejo de EPM, hizo recordar el grito de independencia de Juan Manuel Santos, que marc贸 el enfrentamiento definitivo con quien lo llevara a la presidencia de la rep煤blica.

Guardadas proporciones y similitud en las dos posturas contrarias que asumieron el anterior y el actual primer mandatario ante los deseos de su mentor, muchos observadores desprevenidos y analistas m谩s minuciosos coincidieron en advertir que a Uribe tambi茅n esta vez “se le creci贸 el enano”.

Planteada por Uribe la fallida intervenci贸n estatal en EPM, se esperaba obviamente la reacci贸n del presidente Duque en un lapso de tiempo m谩s prudencial, que le permitiera analizar con m谩s detenimiento los pro y contras de semejante decisi贸n.

Pero la prontitud para salir al ruedo a capotear semejante corn煤peta proveniente de tan destacado corral, caus贸 tanta o m谩s sorpresa que el contenido mismo de la r茅plica, mostr谩ndose de hecho como el liliputiense pol铆tico venido a m谩s de un momento a otro.

Con su sacudimiento de ese yugo impuesto, unas veces visible y en otras m谩s sutil, el presidente Duque mostr贸 tambi茅n que es hombre de palabra y cumple a raja tabla sus compromisos, m谩s a煤n cuando en ellos va comprometida la majestad el Estado.

Ni a Uribe ni a la naci贸n toda puede olvid谩rsele que Duque y el alcalde de Medell铆n, Daniel Quintero hicieron un trato: El alcalde con EPM le ayudaba a salir de ese problem贸n que significaba sustituir a Electricaribe y asumir el servicio de energ铆a en buena parte de la Costa, y Duque le financiaba el Metro de la 80, ambos negocios ahora en marcha y debidamente consolidados.

Asuntos macros que son mucho m谩s importantes que seguir los caprichos y berrinches del delfincito Alfredo Ramos Maya y sus seguidores, derrotados abrumadoramente en las urnas en el 2018.