5 marzo, 2021

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Reflexiones desde el norte: El Sur de los Estados Unidos a oscuras, sin agua y con fr铆o

https://rafaelibravo.blogspot.com/

Po Rafael Bravo

  • 鈥樷橬o es ninguna coincidencia que el perro del senador Cruz se llame copo de nieve鈥欌 

Los negacionistas del cambio clim谩tico sufrieron una nueva derrota. Lo ocurrido en los Estados Unidos durante la presente semana fue de unas dimensiones ca贸ticas. Millones de familias estuvieron sin agua ni luz el茅ctrica en varios estados siendo Texas el de mayor incidencia, gracias a los efectos del v贸rtice 脕rtico, un fen贸meno de rara ocurrencia que impact贸 al sur de los Estados Unidos con inesperadas ca铆das de nieve y fr铆o intenso. De acuerdo con la interpretaci贸n cient铆fica, el calentamiento que afecta al 脕rtico es la explicaci贸n para que el invierno llegara incluso hasta la frontera m茅xico-americana. 

Los s铆ntomas del calentamiento en el Polo Norte est谩n ocurriendo a una tasa de m谩s del doble del promedio global alterando m煤ltiples sistemas clim谩ticos. 鈥樷 El aire fr铆o se concentra normalmente en el v贸rtice polar, una zona de baja presi贸n que circula en una formaci贸n herm茅tica de la estratosfera durante el invierno鈥欌. Cuando se produce una interferencia motivada por el calentamiento, la energ铆a que se escapa de las corrientes de aire, choca y hace que el v贸rtice tambalee y se mueva en muchas direcciones ocasionando mucha nieve y temperaturas muy bajas. 

Las im谩genes de lo ocurrido lo dicen todo: familias enteras sin agua ni luz, rompimiento de tuber铆as causando inundaciones, da帽os cuantiosos y millones de personas tiritando de las temperaturas glaciales. Por fortuna, la solidaridad que caracteriza a la sociedad norteamericana hizo posible que familiares y amigos pudieran albergar a muchos damnificados. Entonces ocurre lo de siempre con los pol铆ticos que buscan excusas y condenando a otros por su incapacidad y falta de previsi贸n. 

Es desafortunado tener que recordar las pobres decisiones pol铆ticas de los distintos gobernantes que por largo tiempo han reinado en Texas, un estado que durante d茅cadas se ha aliado con los esc茅pticos del calentamiento global, culpando a la producci贸n de energ铆a e贸lica y solar del desastre actual donde el grupo de ambientalistas con alg煤n grado de 茅xito ha buscado diversificar. Texas es la meca de los combustibles f贸siles, l茅ase petr贸leo y sus derivados, lo que en otras palabras significa un enorme poder pol铆tico y econ贸mico. Las cascadas de dinero que van a las campa帽as provienen de estos grupos de inter茅s. 

Texas de tiempo atr谩s decidi贸 desvincularse de la red el茅ctrica nacional adem谩s de emprender un proceso de desregulaci贸n del mercado de la electricidad, sin darle a los proveedores de energ铆a incentivos para instalar reservas en caso de ocurrir una emergencia. Los precios de la energ铆a, aunque inferiores comparados con el resto del pa铆s, con un modelo que funciona bien en tiempos normales, pero cuando irrumpen crisis no hay capacidad de reserva. Dejar a las fuerzas del mercado que act煤en sin la intervenci贸n de las autoridades a costa de los usuarios, es precisamente lo que lleva a estos excesos y omisiones. 

Con la llegada de la ola glacial, las tuber铆as que conducen el gas natural y fuente que surte de energ铆a durante el invierno en el sur de los Estados Unidos terminaron congeladas. Asimismo, la calefacci贸n de los texanos proviene de la energ铆a el茅ctrica, es decir, no hubo ni luz ni agua ni forma de calentar las viviendas por varios d铆as. El resultado no podr铆a ser nada distinto que muchas fatalidades y p茅rdidas millonarias. 

Otro de los damnificados fue M茅xico que depende del suministro de gas proveniente de Texas y cuyas exportaciones fueron restringidas, dejando tambi茅n a grandes masas de la poblaci贸n a oscuras. Las plantas que utilizan gas generan cerca de las dos terceras partes de la energ铆a en ese pa铆s. Los apagones al otro lado de la frontera tambi茅n afectaron a General Motors y Volkswagen cuyas p茅rdidas hasta finales de la semana ya ascend铆an a 2 mil 700 millones de d贸lares. 

Los intereses personales de los pol铆ticos y su poca conexi贸n con el electorado en momentos de crisis, son el fiel reflejo de lo ocurrido con el senador por Texas Ted Cruz, uno de los principales aliados del trumpismo y representante de la extrema derecha del partido republicano quien decidi贸 viajar a Canc煤n con su familia, al tiempo que le pidi贸 a la gente 鈥樷檘uedarse en casa鈥欌 mientras pasaba la tormenta. Un hip贸crita, racista e insensible que ha sido motivo de furia y rechazo. 

La oleada de cr铆ticas lo oblig贸 a regresar, pero el da帽o a su imagen ya estaba hecho. Remoquetes como FyinTed, Ted el Volador en alusi贸n a lo que en su momento el propio Trump llam贸 LyinTed, Ted el Mentiroso no se hicieron esperar. Aunque a pesar de los errores no es frecuente ver cad谩veres pol铆ticos, personajes como Cruz debieran pasar a mejor vida. Que los electores recuerden que estuvieron sin agua y luz el d铆a en que tengan que votar por figuras de la pol铆tica que c贸modamente evaden sus responsabilidades. De esta clase de espec铆menes est谩 plagado el mundo.