¿Referendo o votos por la pena de muerte?

Los últimos y condenables episodios en los que las víctimas han sido menores de edad, y que merecen el repudio general de la comunidad, sirvieron de nuevo para proclamar la necesidad de castigar con la pena de muerte a los responsables.

El enceguecido populacho, con el Presidente de la República Duque (foto) a la cabeza, pide a grito herido instaurar la pena de muerte para los despiadados asesinos y violadores, a quienes cualquier castigo les queda corto.

Pero la misma pena de muerte podría establecerse mediante un acto legislativo que por ser reformatorio de la Constitución, requeriría dos legislaturas. Podrían ser ésta que transcurre y la primera del próximo año, sin necesidad de un referendo populista con el cual, según muchos desprevenidos observadores lo que se busca es mejoramiento de imagen y votos para las próximas elecciones.

Además el costo que demandaría un referendo no se justificaría en momentos en que el mismo gobierno dice estar pasando afugias por falta de recursos. (EJE XXI).