¿Quién tiene la culpa?

Por Claudia Posada (foto)

Parece suficientemente claro que debe esperarse más o menos hasta finales de noviembre de este año, de acuerdo con los resultados que arrojen los estudios de la firma experta que se ocupa en el momento de la investigación, para saberse qué, o quiénes por acción u omisión, tuvieron que ver, de alguna manera, en el problema que enfrenta en este momento EPM para sacar del atolladero la Hidroeléctrica Ituango. 

Sin embargo, algunas voces siguen dándole vueltas y colgándole arandelas a la pregunta de quién tuvo la culpa, en vez de contribuir solidaria y buenamente para la solución del percance; después, una vez se conozca la llamada causa-raíz de la situación, entonces que emprendan la gestión y acciones como corresponda a cada afectado; ahí sí, con fundamentos, no como ahora basados en conjeturas, ni enredando la pita con supuestos descubrimientos como el de la tal “lista negra” que “alguien” les compartió, o tergiversando decisiones como la del polígrafo que nada tenía que ver con el mega proyecto.

Si bien el estudio llevado a cabo en la Universidad Nacional, contratado por la Gobernación de Antioquia, merece todo el respeto y  la atención pues nadie duda de su saber, qué bueno habría sido que,  compartido inmediatamente con los directivos de EPM, la Junta de Hidroituango, y las comisiones del Concejo de Medellín y la Asamblea de Antioquia que se están ocupando del asunto,  tan importante insumo se hubiera aprovechado al máximo, analizándolo en conjunto, juiciosamente, sin prevenciones, y con el ánimo sincero de no crear malestares que enfrentan posiciones. (Lea la columna).