27 noviembre, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

¡Qué difícil creerle a Covipacífico! 

Esta semana ante el inminente paro promovido por muchos actores del suroeste de Antioquia, que afortunadamente no se dio, al fin el gerente de Covipacífico, Mauricio Millán, se atrevió a salir en un video de youtube bastante tímido.  

Seguramente el video lo graban como un monólogo para evitar las preguntas de los periodistas que son casi imposibles de responder. 

Se habla de un avance general de la obra superior al 90% pero lo que no entiende Millán y su equipo de trabajo, es que ese avance se da en una parte de carretera por la que hoy nadie circula porque es completamente nueva y la gran afectación es en un espacio muy reducido que hoy es prácticamente una trocha. 

Seguramente justo encima de este tramo pronto llegará una doble calzada que ahí se ve en construcción, pero la región y el sur del país no espera esos dos o tres meses de obra a pocos días de diciembre. 

El otro punto que menciona es la falla Geológica cerca de Carcafe o Escombrera El Chakiro. Es justo ese pedazo donde hay un hueco enorme sin intervenir y es el verdadero obstáculo en toda la vía. Es mucho más grave este punto que él mismo peaje. 

Preocupa que llega el puente de octubre con fiestas en muchos municipios, semana de receso de los niños y ya casi diciembre y es un año más que los habitantes del suroeste son víctimas de Covipacífico. ¡Ah mal! que les va a ir a restauranteros, hoteleros, vendedores en general y a todo el comercio de suroeste. 

Además, suponiendo que el tramo de pocos kilómetros que se abra, según Mauricio Millán, desembocará en dos tramos mono carril, uno ya mencionado y el otro abajo del Restaurante El Llanerito que de ahí al puente de quebrada La Maní, no hay nada de obra, pero si hay un destapado largo lleno de personas con palas y pidiendo como muestra de abandono del tramo, vendedores que aprovechan el taco y conductores que desde la larga espera en sus carros se toman un tintico. 

Que difícil creerle a Covipacífico, que difícil creerle a Millán en un video desde su oficina en Medellín cuando el taco es una realidad, una tormenta diaria. 

Las veces pasadas de crisis en la vía, ante la presión de medios y líderes, la respuesta fue traer un grupito de periodistas bogotanos que publican en medios que la gente del suroeste no lee en medio de una realidad y cotidianidad llena de huecos, polvo, congestión, pero sobre todo indiferencia y desprecio de Pacífico 1 – Covipacífico. 

La verdad del daño de Covipacífico al Suroeste no se tapa con mentiritas señor Mauricio Millán.