16 abril, 2021

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Puerta en el suelo

Por Carlos Alberto Ospina M.聽(foto)

Otra forma de abandono estatal consiste en el subregistro de los individuos que padecen depresi贸n. Aparte de ignorar las causas de los dolores corporales y la somatizaci贸n del trastorno, la inconfesable soledad interior, ahonda los efectos negativos en miles de j贸venes, mujeres y gente de la tercera edad. Al menos en el plano horizontal, el Sistema General de Seguridad Social en Salud, no tiene definida la secuencia para el an谩lisis ni la caracterizaci贸n de la enfermedad. Casos cl铆nicos moderados reciben el tratamiento err贸neo de 鈥渁lteraci贸n del 谩nimo y respuesta emocional鈥 a situaciones cotidianas. El 50% de los afectados no cuentan con los medios adecuados para aliviar las perturbaciones ps铆quicas.

M谩s de 322 millones de personas en el mundo sufren de depresi贸n, siendo la principal raz贸n de discapacidad en el 谩mbito mundial y la segunda causa de suicido entre 15 y 29 a帽os de edad. Este s铆ndrome adquiere caracter铆sticas pand茅micas con cerca de 800 mil suicidios cada a帽o, seg煤n lo reporta la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). A causa del miedo que produce la posibilidad de estigmatizaci贸n, numerosos sujetos no le hayan sentido a la existencia y en especial, algunos adolescentes prefieren quitarse la vida a buscar ayuda profesional, soporte emocional y apertura a la discusi贸n de la enfermedad a nivel del grupo escolar, familiar e institucional.聽(Lea la columna).