29 junio, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Profunda reflexión de Catalina Escobar a la junta de la ANDI: Ganó la Colombia más necesitada  

@ANDI_Colombia 

Catalina Escobar es una de las tres mujeres que acaba de llegar a la junta directiva de la Andi. Ella es miembro de la junta de Acesco, empresaria y creadora de la Fundación Juanfe. 

Las otras dos son Ana Milena López, vicepresidente de Finanzas, Estrategia y Nuevos Negocios de Cenit, filial de Ecopetrol y Elisa Sotomonte, vicepresidenta financiera y de cadena de abastecimiento de Alianza Team. 

Catalina Escobar les envió este mensaje a los miembros de la junta de la ANDI: 

Quiero compartir con uds una breve reflexión.   

El mapa de los departamentos donde Petro ganó coincide con los territorios en donde la pobreza, la inequidad, el abandono y la violencia hacen parte de su día a día. Es una realidad que debemos aceptar. 

Sé que a todos nos invade una gran incertidumbre sobre lo que va a pasar con el aparato productivo, las empresas, el rumbo económico, político y monetario del país.  

El presidente electo tiene una carga enorme para favorecer a las comunidades más pobres y tratar de llevar al país por el mejor camino. Personalmente he sido una fuerte opositora a las propuestas de Petro, por las razones que todos conocemos, pero la realidad es que ya es presidente y es lo que hay. 

Debemos pues, trabajar a los individuos en nuestras empresas, porque el país no lo hace un presidente, lo hacemos quienes vivimos en esta Nación.  

Las empresas y nosotros como líderes tenemos una tarea más fuerte ahora y es sembrar optimismo, concentrarnos en sacar nuestro país adelante bajo el interés colectivo, redefiniendo estrategias y cambiando las propias políticas empresariales más basadas en propuestas más humanas y menos disociativas.  

Debemos bajar las diferencias y las divisiones, pero seguir manteniendo nuestro criterio y carácter elevando nuestros discursos, ¡porque todavía seguimos teniendo democracia! 

La Nación la hacemos todos. 

Hoy ganó la otra Colombia, que mayoritariamente no es como nosotros…y esa es una importante lección. De ahí parte el cómo debemos acercarla para converger porque si nos vamos a lo profundo, es más lo que nos une, que lo que nos divide y es ahí donde debemos liderar. 

Hoy no es un día para celebrar nuestra victoria, pero quizá debemos entender que el 50% de Colombia no aguantaba más y se dejaron en gran parte, seducir por ese cambio. Y la verdad, no tenían nada que perder. 

De la única forma para seguir trabajando con esa manera tan enérgica que nos identifica es amando nuestro país y acoplándonos en la manera de lo posible a las nuevas responsabilidades que debemos asumir, para no quedarnos afuera. 

En este momento del país debemos mantener la calma y ahondar en la reflexión. Que la sabiduría hoy más que nunca nos guíe como empresarios y líderes para generarle valor a nuestro país que es el que le estamos dejando a nuestros hijos.