¿Por qué el desempleo sigue y seguirá creciendo?

 

Al oído del Ministro de Hacienda

Por José León Jaramillo Jaramillo (foto)

“Tenemos una economía estancada, con un desempleo en crecimiento y una inseguridad cobra más víctimas… Esto hace que sea un gobierno nefasto”, Alberto Guzmán Gómez, Presidente Confederación General del Trabajo CGT, en el Valle.

“… La población inactiva pasó de 13,9 millones en junio de 2018 a 14,3 millones en  2019, con un aumento de 2,8%….” El Heraldo

“La devaluación del peso destruye las pensiones de los trabajadores, vuelve trizas el ahorro de los colombianos, dispara el valor de las deudas externas, tanto de la pública como de la privada y los costos de su servicio. Con otras palabras, nos vuelve un país más pobre y jodido.” JLJ

Como el Ministro de Hacienda aseguró no tener certeza sobre las causas del desempleo y menos sobre las medidas que debería adoptar para  corregirlo, le escribo esta columna, para dejarle conocer las que yo percibo: LA PRIMERA.- LA FALTA DE CONFIANZA EN EL PAÍS Y EL DESGANO QUE PRODUCEN LA CORRUPCIÓN GALOPANTE Y LAS PETROAMENAZAS.- La verdad es que la gente no quiere invertir, no quiere generar industrias, ni siquiera los mismos industriales, y mucho menos los grandes conglomerados económicos o  sindicatos empresariales,  quienes prefieren, más bien y desde hace  muchos años, adquirir, con sus excesos de liquidez, empresas rentables de terceros, como, en su época a Tutti Frutti,  empresas que sus dueños no vacilan en vender,  para invertir ellos, más bien, en el exterior, temerosos de que algún Petrochenko, otro Santos o la horda de politiqueros ladrones de la cosa pública, terminen de lanzar al abismo lo poco que nos queda de país y pierdan sus inversiones y, lo más grave, nuestros empresarios están invirtiendo, en empresas extranjeras y las empresas extranjeras se están largando de aquí (Philip Morris, Mars (Pedigree y Whiskas), Krispy Kreme (donas),  Banana Republic y GAP, Mondelez (Chiclets Adams), Icollantas-Michelin, Bayer y Mazda, Citibank entre otras). LA SEGUNDA.- LA VORACIDAD FISCAL.-  La absoluta falta de seriedad y de responsabilidad que caracteriza al Estado colombiano,  con su ambición sin fondo, mayor que la de un traqueto y hasta con conductas de mafioso (4×1.000 = meterle la mano a la billetera a la gente / Si a esta estúpida y abusiva medida no se le hubiere puesto un freno en su crecimiento hoy no tendríamos bancos,  o ¿exagero Dr. Juan Camilo Restrepo?), es la causa para que diariamente las leyes tributarias o las reglas del juego que rigen en Colombia cambien, con la misma facilidad con la que una modelo, en un desfile, puede cambiarse 50 veces de vestido, lo que le impide a cualquier inversionista serio poder contar con un estudio de factibilidad confiable para poder invertir en este país. La Ley de financiamiento y los proyectos para encarecer el impuesto catastral “ad infinitum”, disposiciones que tienen bailando en una pata a todos los ladrones de la cosa pública  y a los municipios atarzanadores (impuesto de catastro e industria y comercio, que son peores que el gota gota) parecen diabólicamente diseñados por el comunismo venezolano. Colombia no es un país europeo rico. ¿Cuándo lo irán a entender, ala? Hace más de 40 años, cuando el desempleo de Medellín alcanzaba el 14%, el más alto de Colombia, Agustín Jaramillo Londoño (q.e.p.d), mi padre, escribió: “Hasta que un día surgió la industria antioqueña. Esta empezó a ocupar brazos de manera creciente.” pero “cuando, en el gobierno del dictador Rojas Pinilla se instaló la doble tributación, la industria detuvo su espectacular desarrollo.  Empezó a no haber puestos vacantes. Comenzó a ser difícil colocarse. Por otra parte el centralismo bogotano galopante, fue secando a los municipios.  Y los jóvenes de todos los pueblos de Antioquia comenzaron a viajar a Medellín. En el pueblo no había nada que hacer…”, hoy tampoco.LA TERCERA.-  LA TRAMITOMANÍA.- El Estatuto Tributario actual, como lo sintetiza magistralmente el maestro Rafael Isaza G., les complica la vida a los contribuyentes“…no solo impide que haya control a la evasión y fraude fiscal, sino que la propicia. Mientras no se tenga un texto claro y breve, con un mínimo de excepciones, no habrá equidad ni eficiencia, tal como lo ordena la Constitución Política de Colombia.” Las disposiciones sobre retenciones en la fuente e IVA conllevan el caos, mientras la DIAN  y la UGPP les imponen cargas administrativas excesivas a las empresas,  asegura el maestro. Los empresarios están jodidos con tanto abuso. LA CUARTA.- INSEGURIDAD JURÍDICA.- No hay seguridad jurídica laboral ninguna. Todos los días, en Colombia, se cambian las reglas del juego. No obstante la dureza de nuestra legislación laboral, de su desequilibrio en favor de trabajador y de la falta de una justicia pronta en esa materia. Uribe, por ejemplo, propone una nueva primita para los trabajadores; el senador Richard Aguilar, presenta un proyecto de ley consistente en que si uno de los integrantes de una pareja se encuentra desempleado y el otro sí tiene empleo, al que tiene empleo no se le podrá despedir porque estaría cobijado por  el  fuero que él propone, fuero que lo protegería por seis meses, el que luego extenderán a un año y así sucesivamente, hasta enterrar a la industria y el comercio. Con otras palabras, es infinito el número de proyectos populistas que para ahorcar a los empleadores se presentan y si a eso le sumamos que, como bien lo dice Claudia Palacios, en su columna del viernes, afincada para ello en sólidos estudios, la ley que hace dos años, “…amplió a 18 semanas la licencia de maternidad ha jugado en contra del empleo para las mujeres…” (126 días para las madres y 8 para los  padres)al tal punto de que muchos empleadores prefieren emplear homosexuales o sustituir al trabajador por una máquina o contratar una maquila, sin que pueda pasarse por alto que la Corte Constitucional legisla, a su antojo y de manera demagógica, al proferir fallos “precedentes”, de naturaleza obligatoria para el común y para los jueces quienes no se puede apartar de sus decisiones, en lo relacionado con las denominadas“protecciones laborales reforzadas”, utilizadas en muchas ocasiones por trabajadores maliciosos, de mala fe, cuyos mazazos no son tan duros para las grandes empresas, pero sí, en demasía, para los pequeños empresarios, como para el dueño de una tiendecita en un barrio popular, quien recibe, a las patadas, la misma condena que una multinacional, la de soportar una carga laboral inmensa con la que no puede cargar, son condiciones que ponen a vacilar a cualquier inversionista. Por ello, amable lector, si usted quiere invertir en Colombia, léase primero las sentencias de la Corte Constitucional SU- 070 de 2013 que señala los casos de protección laboral reforzada para las trabajadoras en embarazo, la C – 05 del 2017, que establece la protección laboral reforzada para el compañero o cónyuge de una mujer embarazada que dependa económicamente de aquél. La C-016 de 1998 que regula las terminaciones unilaterales del contrato por parte del empleador, con fundamento en el principio de estabilidad; la T-048 de 2018, que ratifica la estabilidad reforzada para personas en estado de indefensión por enfermedad, etc., la T-638 de 2016 y C795 del 2009, para el trabajador que le faltaren 3 años o menos para obtener su pensión; la 499 A de 2017, que establece la protección laboral reforzada para la madre adoptante, sin que podamos olvidarnos de los fueros, pero nos haríamos interminables y ello preocupa a los empleadores porque el salario mínimo creció tres (3) puntos por encima del IPC, alcanzado, el que nos rige, los $828.116.oo mensuales, pero si a éste le sumamos las prestaciones (prima de servicios, intereses, vacaciones, subsidio de transporte, aportes a salud y pensión, etc.) el empleador termina pagando  $1.367.541.59,  mensuales, sin incluir las dotaciones y los préstamos que necesariamente tendrá que hacerle al trabajador. ¿Muy poquito? Entonces pague uno siquiera y ayúdele al país a reducir la tasa de desempleo. Como si todo lo anterior fuese poco, ya son famosos por lo perversos, los levantamientos de incapacidad para reintegrar al trabajador con “restricciones”, las que constituyen verdaderas incapacidades o recomendaciones que deberá cubrir el empleador con recursos de su propio peculio, toda vez que el sistema de seguridad social es reemplazado, en estos casos, en sus responsabilidades. LA QUINTA.- LA MIGRACIÓN DE VENEZOLANOS.-  Más de 1.400.000 venezolanos, presas del hambre, de la violencia y de la miseria, huyeron del Petro venezolano, hacia Colombia, buscado un futuro mejor para ellos y para sus hijos. Hay muchos venezolanos en Medellín pero carecemos de información confiable. Mientras Trump amenaza a los mejicanos con aranceles sino coadyuvan en el freno de la migración ilegal de latinoamericanos hacia USA,  y mientras las autoridades norteamericanas expulsan, con razón, a los inmigrantes latinoamericanos que ingresaron ilegalmente a su país, pues Trump considera que muchos de ellos son bandidos, aquí, en Colombia, recibimos,  con los brazos abiertos a los venezolanos,  pero debemos estar atentos y determinar cuántos de ellos son elementos disociadores de los Castros que vinieron,  a colaborarle a Petro y a las FARC en la destrucción del país, a convertirlo en otra Venezuela, la que ya nos anunció el senador Lozada. La SEXTA.- LA DEVALUACIÓN DEL PESO FRENTE AL DÓLAR.- Son muchas también las causas de la devaluación. Una de ellas son las  actividades especulativas de algunos operadores del sector Financiero, de algunos banqueros sin escrúpulos y de otros sujetos que importan capitales especulativos y a corto plazo (golondrina), para realizar actividades de manipulación de divisas y por ello el Banco de la República, ante la disparada del dólar, cerró la ventanilla de compra de dólares y santo remedio, pues ella calmó la volatilidad de la moneda del norte. Hoy vuelve la tormenta cambiaria pero por la devaluación del Yuan, misil económico que lanzaron los chinos contra otro misil de aranceles desmedidos que les lanzaron los americanos, para sacarlos de su mercado. “Según datos de Bloomberg, los mayores magnates perdieron este lunes en conjunto el 2,1% de su fortuna, equivalente a US$110.000 millones, tras la mayor caída bursátil este año después de que China devaluara su moneda, el yuan.” (BBC), al punto de que los Estados Unidos ya califican a la China como una manipuladora de divisas.  ¿Cuántos millones de dólares perdió Colombia? Sea cuál sea la causa de la devaluación,  ésta es un factor de empobrecimiento, que DESTRUYE LAS PENSIONES DE LOS TRABAJADORES, VUELVE TRIZAS EL AHORRO DE LOS COLOMBIANOS, DISPARARÁ EL VALOR DE LA DEUDA EXTERNA Y EL DE SU SERVICIO y, consecuencialmente, generará nuevos y abusivos IMPUESTOS a la vez que promoverá la fuga de capitales, pues ello denota que la nave del Estado carece de capitán.

Amable lector ¿Será que montamos un negocio a ver si generamos empleo?

Fui el primero en felicitar al Presidente Duque por su viaje a la China y no le di trascendencia al acto protocolario de realizar un homenaje en frente de la tumba de Mao,  el gran timonel, pues éste no tenía otra salida, pero continúo criticándolo,  porque tanto él como su mentor Álvaro Uribe Vélez, se ven más preocupados por la situación financiera de Luis Carlos Sarmiento, la del Gea y la de 8 gatos más, quiénes son sus amigos, que por resolver los grandes problemas nacionales que tienen sumida a la nación en el atraso y en el estancamiento. Problemas, problemitas si quiere, a los que deben dedicar toda su atención si no quieren que un demagogo como Petro o la escandalosa de Claudia López, la próxima alcaldesa de Bogotá o uno de los dos embluyinados despilfarradores, lleguen a la presidencia a enterrar el país. ¡Amanecerá y veremos!

Coletilla Nro. 1.-: REFORMA A LA JUSTICIA.- Una reforma a la justicia es urgente, muchos de los jueces que conozco la piden a gritos.  Todos los días hay un escándalo de la rama. La denuncia de Juan  Gossaín, la de que “…Más de la mitad de magistrados, hoy en altas cortes, nunca han ejercido de jueces”, demuestra que a Temis la rige la politiquería y explica la baja calidad de sus providencias.  Ministra: Oiga a los integrantes de la rama, a las universidades, a los colegios de abogados,  a los abogados litigantes, cuya visión de la justicia es diferente a la suya y quienes tienen problemas diferentes a los de los jueces y magistrados. Ministra: nombre una comisión o grite para saber si está viva.

Coletilla Nro. 2.- La absolución de los Uribe Noguera. Excelente decisión judicial, pues según Cicerón “excesivo derecho excesiva injusticia”. (“Summum ius, summa iniuria”). Es una infamia pretender graduar de cómplices y menos aún sin pruebas, a los hermanos de un psicópata asesino, quien no debería estar en la Tramacúa sino en el anexo psiquiátrico de un centro carcelario, pues es un enfermo mental. Ya son suficientes lo daños psicológicos que esa familia sufre con la muerte de la niña, sin que se puedan olvidar los perjuicios morales y patrimoniales que le ha causado a éstos, sin razón, la fiscalía, en desarrollo de una política criminal demagógica y circense.