“Petro es un mentiroso y dice verdades a medias”: Simón Vélez

 

Por Gustavo Gómez Córdoba

¡Maldita suerte la del periodista! Tener la posibilidad de entrar al mundo secreto de tipos tan valiosos como Simón Vélez y terminar hablando de un video oscuro y tenebroso, donde la arquitectura visual descansa en mugrosas pilas de billetes. ¡Habiendo tanta cosa verdaderamente importante para charlar con él!

El anillo que le regaló Bono, de U2. Las puertas de guadua con láminas de blindaje antibalas. El equipo de sonido que trajo de la India. La sonrisa de su esposa, gringa de sangre serbia, que se confiesa oyente de La Luciérnaga. El proyecto de Qatar. El inodoro coronado con una enorme puerta de horno industrial. Su par de perros rhodesian ridgeback, mansos en casa y cazadores de leones en África.

No me han amenazado, porque no he salido de mi casa desde que esto arrancó”, dice el gurú de la guadua mientras toma impulso para hablar de lo que le gusta. “Soy un hippie que no fuma marihuana y al que le encanta jugar golf”, confiesa atravesando el Puente Óscar Iván Zuluaga, bautizado así porque lo hizo después de que la esposa del excandidato confundiera un estanque de lama con cesped y se fuera hasta el fondo. Zuluaga, como un resorte, se lanzó a rescatarla de las aguas. “Hice el puente para que nadie más corriera riesgo de ahogarse, pero Zuluaga no ha vuelto para inaugurarlo formalmente”. (Lea la entrevista a Simón Vélez).