3 Agosto, 2020

Primicias de la política, empresariales y de la farándula

Minsalud y gremio médico publican protocolo para casos extremos del COVID-19

La fe del médico y seis páginas con recomendaciones del Ministerio de Salud avalarán quién puede ingresar a las camas con Unidades de Cuidados Intensivos o, en otras palabras, quien tendrá mayores probabilidades de salvar su vida.

Con Antioquia en una ocupación de sus camas UCI cercana al 83 %, Medellín en un 80 % y Bogotá en 90 %, Colombia llegó al estado de alerta roja que tanto impacto creó, cuando se vieron imágenes televisivas de otros países.

El documento oficial de quién podrá llegar a las camas UCI y a quién le será “imposible”, se llama “Recomendaciones Generales para la Toma de Decisiones Éticas en los Servicios de Salud durante la Pandemia COVID-19” y fue publicado hoy por el Ministerio.

“Los protocolos deben tener como objetivo tomar decisiones frente al ingreso o no a las unidades, a partir de variables predeterminadas, como la edad, las comorbilidades, la posibilidad de supervivencia sin enfermedad, la posibilidad de supervivencia con enfermedad, la gravedad del cuadro y la posibilidad de requerimientos prolongados del soporte”, dice en su página 4.

Es decir, los pacientes extremos no salvarán su vida por su fama, por el abolengo de sus apellidos, por su dinero o por su importancia social. El médico solo actuará guiado por la edad de quien llega, las enfermedades preexistentes que tenga, lo avanzado, o no de sus síntomas y finalmente saber si quien llegó requerirá de equipos médicos y medicinas durante un prolongado periódico de tiempo. Equipo y drogas que podrían salvar otras vidas.

La llegada de nuevos reportados a los servicios de UCI serán tratados de acuerdo a las recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud Pública y en especial en el triaje deberán responder a las siguientes circunstancias: nivel de cuidado requerido, inicio de soporte vital, retiro del soporte vital, inicio de medidas paliativas, entre otros.

El cuidado del paciente irá de la mano de atención especializada a la familia, cuando esta pueda estar presente.

Es decir, se avaló que se informará a los usuarios y familiares que los recursos en salud son escasos, además que se acaban también los recursos humanos.

En todo caso se deberá de garantizar alivio y apoyo a quienes no podrán recibir tratamiento específico, con la descripción escrita de identificación de los casos en los cuales los pacientes no se beneficiarán de cuidado avanzado, todo ello soportado por los mismos especialistas y en los protocolos, para que sus decisiones sean siempre en beneficio de los pacientes y sus familiares. (Protocolo). 

Las “Recomendaciones Generales para la Toma de Decisiones Éticas en los Servicios de Salud durante la Pandemia COVID-19”, son las mismas aplicadas en los demás países que ya vivieron el pico de la pandemia del coronavirus, en los cuales estas medidas y la fe de los médicos acompañaron el fin de muchas vidas o el renacer de tantas otras.

Anuncios