25 marzo, 2023

Primicias de la pol铆tica, empresariales y de la farandula

Metro de la 80: moradores desprotegidos

Orlando Arenas

Por Orlando Arenas Tamayo

Las cosas que se mueven detr谩s de los mega proyectos en Medell铆n son inimaginables y el dolor humano que se esconde en ellos es tambi茅n para poner el grito en el cielo por las injusticias que se cometen, al amparo de una llamada 鈥淧ol铆tica P煤blica de Protecci贸n a Moradores鈥, elaborada por   la Universidad Nacional a un costo alto, bajo la cual, la Empresa de Desarrollo Urbano EDU pretende adquirir los terrenos en los cuales se construir谩 la obra 鈥淢etro de la 80鈥, con la cual Medell铆n sue帽a, pero desvela a miles de habitantes due帽os de los predios a enajenar.

San Germ谩n no es un barrio de casas viejas porque sus moradores no quieran remodelar sino porque la pol铆tica urbana para el sector, en los 煤ltimos a帽os, no ha permitido la expedici贸n de licencias de construcci贸n, con el prop贸sito de mantener un bajo costo a sus predios y facilitar la tarea de adquisici贸n de los mismos a la hora de iniciar las obras. En la Curadur铆a N.潞 2 devolv铆an a los vecinos de la zona que ped铆an licencia de construcci贸n para remodelar sus casas y la raz贸n que daban es que hab铆a un plan parcial en proceso.

A las gentes las ilusionaron con la expedici贸n de dicha Pol铆tica de Protecci贸n, pero cuando vieron las primeras solicitudes de compra a precios irrisorios, seg煤n los aval煤os realizados, elevaron sus protestas pues tales valores no alcanzan para pagar una soluci贸n de vivienda digna y tendr铆an que resignarse a financiar durante a帽os los saldos restantes. 

Para acabar de ajustar, al aval煤o de los predios se le descuenta la llamada plusval铆a, que dizque se genera con el solo anuncio de la ejecuci贸n del proyecto, de manera que el propietario sale perdiendo por punta y punta pues debe vender s铆 o s铆 su casa o su predio y al aval煤o 鈥渃omercial鈥 ordenado por la EDU, le restan dicho concepto, que no lo beneficia, pues debe desalojar su predio. Es como decretar la contribuci贸n de valorizaci贸n por la construcci贸n del Metro, pero cobrarla solamente a quienes deben vender su tierra y salir de la zona, es decir son v铆ctimas de la obra. Lo m谩s grave es que dicha plusval铆a  vale m谩s de 50 millones por predio de 100 metros cuadrados, en una aplicaci贸n anti t茅cnica del Decreto 1189/2016, que adem谩s, no determina que la plusval铆a equivalga a un cobro y que la misma seg煤n la ley, debe ser regulada por el Concejo  para cobrar hasta el 50% de su valor. No son beneficiarios, son v铆ctimas de esa tal pol铆tica de protecci贸n.                    

El aval煤o que se debe realizar, seg煤n esa norma protectora, debe realizarse con el m茅todo m谩s favorable a los moradores, pero los abogados y avaluadores aseguran que esta normativa no se est谩 siguiendo y en consecuencia se des legitima la norma aludida.

驴La EDU estar谩 cuantificando el detrimento patrimonial que asumir谩 un vecino que debe entregar su casa, cualquiera sea su estado material, ubicada en la hermosa avenida 80 de Medell铆n paratener que irse a comprar o medio comprar una soluci贸n de vivienda o su negocio en una zona diferente en cuanto a ubicaci贸n, calidades del entorno e importancia econ贸mica a la que ten铆a?

驴Salir de la calle 65 o la carrera 80 y tenerse que ir a trabajar o a vivir en un barrio en las partes altas de Robledo, significa mejorar o vivir mejor?

La EDU cree ingenuos o bobos a los moradores, y por ello, los ciudadanos resolvieron oponerse a las propuestas de compra que comenzaron a llegarles y que los condenan a vivir lejos, en peores condiciones, pagando cuotas en sus nuevas viviendas y sin entender cu谩l fue el beneficio recibido.

Los habitantes de la Avenida 80 y calle 65 viven cerca a los mejores hospitales, los almacenes de grandes superficies, las rutas de los buses normales y el茅ctricos, las mejores universidades, cerca al centro de la ciudad y con las v铆as de acceso o de salida hacia los 4 puntos cardinales de la ciudad.

驴En qu茅 otra parte de la ciudad van a encontrar zonas comerciales o de vivienda de igual condici贸n?

Los vecinos piden que las autoridades reconozcan el da帽o que se les causar谩 con la ejecuci贸n de la mega obra y que no los enga帽en m谩s. Respaldan la obra y el progreso de la ciudad y aceptan que deben abandonar sus predios, pero no al costo de que ello signifique su ruina moral y material.

La advertencia de la expropiaci贸n, que asoma en los labios de alg煤n funcionario, cuando ven la reticencia  de los moradores ante las ofertas humillantes de compra de sus predios, es un arma de doble filo pues los ciudadanos reaccionan contra el abuso de autoridad y ello podr铆a constituir un polvor铆n que nadie debiera encender. Eso explica la actitud de la Asamblea en la Biblioteca de San Germ谩n la pasada semana.

Los residentes que vendan en estas condiciones no recibir谩n ni para poder adquirir un apartamento  en las lomas de Robledo, San Antonio de Prado, Calasanz, Estadio, Los Colores, Robledo, o en Bello, pues seg煤n un cat谩logo de vivienda entregado en la Feria Inmobiliaria,  con 谩reas promedio de 50 a 60 m虏, los precios en millones, son del orden de 200, 250, 220, 250, 200 y  170 respectivamente, por apartamentos modestos, inalcanzables para una gran mayor铆a de vivientes de la carrera 80, advirtiendo que muchas de esas soluciones no son de entrega inmediata y los moradores desalojados deber谩n pagar arriendos a la espera de su entrega.

En conclusi贸n, los valores ofrecidos no satisfacen las expectativas de los propietarios. Si la Pol铆tica de Protecci贸n a Moradores los deja en circunstancias econ贸micas desfavorables, no tiene fundamento pol铆tico, t茅cnico y mucho menos social su expedici贸n. 

Tierra no se consigue en Medell铆n, sobre una v铆a de igual importancia econ贸mica y social, llamadas Zonas Geo econ贸micas Homog茅neas ZGH, en un radio de 100 metros a lado y lado de dicha v铆a, a menos de cuatro millones de pesos, mientras que las ofertas de compra van en aproximadamente tres millones de pesos por metro cuadrado, de lo cual sale el drama y la conclusi贸n de los moradores: 鈥淪in precio justo, no hay negociaci贸n鈥.