Magistrada ‘calladita’ (la que no contó vínculos con Uribe) abrió investigación a Mockus

@AntanaMockus @AlvaroUribeVel

Se trata de un proceso preliminar que salió del despacho de Cristina Lombana, en la Corte Suprema de Justicia, por una supuesta inhabilidad de Mockus.

PULZO

Pese a que no se trata de una investigación formal, en cuyo caso sería revisada por todos los magistrados de la Sala de Instrucción, la togada informó que encontró argumentos para indagar sobre la presunta inhabilidad de Mockus cuando fue elegido senador de la República, informó Blu Radio.

Sin embargo, la investigación previa sí queda a cargo de dicha sala del alto tribunal, que empezará la etapa de recolección de pruebas para definir si formaliza el proceso contra el congresista de Alianza Verde, o lo archiva.

Este no es el primer proceso que supera Mockus por esa supuesta inhabilidad, pues varias salas del Consejo de Estado analizaron varias demandas que pedían que le fuera retirada la investidura al considerar que estaba inhabilitado para aspirar al Congreso para el periodo 2018-2022, por supuestamente contratar con el Estado seis meses antes de las elecciones.

La decisión final fue dejar en firme la curul de Mockus, pero ahora será la Corte la que investigue la situación, por la competencia que le da la condición de aforado del congresista.

Incluso, la defensa de Mockus, a cargo de Humberto de la Calle, interpuso una tutela para que no le fuera decretada la muerte política, y fue fallada a su favor.

Por otro lado, cabe recordar que la magistrada fue conocida por la opinión pública luego de que Daniel Coronell la cuestionara en una de sus columnas por ocultar información en la hoja de vida oficial que presentó para su elección en la Corte Suprema de Justicia.

Lombana, según el periodista, no contó que había trabajado hace años con Jaime Granados, abogado de Álvaro Uribe.

Lo delicado de esa información era que justamente iba a ser ella la encargada del proceso por supuesta manipulación de testigos que se le adelanta al expresidente.

Por esos hechos, Coronell la calificó como “la calladita” y desató una polémica hasta que Lombana fue apartada del caso.