11 agosto, 2022

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Juan Fernando Cristo, ahora representa la “renovación” de la política

Juan Fernando Cristo

¿Cuántos años lleva haciendo política Juan Fernando Cristo? 

¿Cuánto tiempo como copiloto del gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos, uno de los mandatos más corruptos de la historia del país? 

¿Cuánto tiempo negociando la mermelada con la clase política en el Congreso? ¿Cuánto tiempo en las mismas con los mismos, y promete ahora cambiar las estructuras de la política nacional? 

Cómplice del 19% al IVA de la canasta familiar con el entonces ministro alcabalero Mauricio Cárdenas Santamaría, y del engaño de Santos a los pensionados con la promesa fallida y mentirosa de la rebaja de los aportes a la salud… 

Pero ahora, como si nada, Juan Fernando Cristo aparece de adalid de la Coalición Centro Esperanza, precandidato nada menos, de los mismos con las mismas y anunció un paquete de propuestas en las que incluye la reducción del Congreso de la República. 

En ese sentido, Cristo, la renovación de la política, propuso reducir el Senado a 72 senadores y 120 representantes a la Cámara. Otro canto a la bandera.  

“Colombia tiene un Congreso demasiado grande, costoso e ineficiente. Si reducimos el Congreso a 72 senadores, reducimos a la mitad sus Unidades de Trabajo Legislativo (UTL)”, le dijo a la FM. 

Juan Fernando Cristo, que lideró uno de los gobiernos más derrochones de las últimas décadas, recordó que las Unidades de Trabajo Legislativo que «tienen una asignación mensual de 50 salarios mínimos, significarían un ahorro de 100.000 millones de pesos al año, lo que equivaldría a entregar casi 60 millones de raciones de comida anual». 

Y para que los colombianos acaben de entender el cinismo de esta clase política, el precandidato propuso reducir las vacaciones de los congresistas a un mes y eliminar las dos camionetas de la Unidad Nacional de Protección (UNP) con las que cuenta cada congresista. Otro saludo a la bandera.  

«Un esquema básico de seguridad le genera al Estado mensualmente alrededor de 30 millones de pesos, lo que significaría un ahorro de 100 mil millones de pesos anuales», dijo Cristo.  

De acuerdo con el precandidato, «se busca modificar el sistema de recaudo tributario particularmente en lo referente a las exenciones a las grandes empresas, pues por dichas exenciones el Estado deja de percibir 12 billones de pesos anuales».  

Finalmente, Cristo propone eliminar las 64 contralorías departamentales y municipales, cuyo gasto anual asciende a los 290 mil millones de pesos. Otra venia a la politiquería.  

“Acabar con esos privilegios le significa al erario un ahorro de hasta $14.2 billones de pesos que se podrían invertir en temas como la cobertura en educación superior, mejorar la infraestructura hospitalaria; apoyar emprendimientos los jóvenes y remunerar a las mujeres que dedican su fuerza laboral al cuidado del hogar”, puntualizó.  

¿Pero qué dijo Juan Fernando Cristo cuando fue senador de la República, y flamante ministro de Estado?