Iván Duque: un líder prefabricado, un presidente inventado

 

En su primer año, Duque ha mostrado ser un político débil, incoherente, sin carisma y sin capacidades de liderazgo.

Por Javier Duque Daza*

Razón Pública.

Fuera del mapa

En la Colombia de las últimas décadas ha habido, al menos, tres tipos de líderes políticos:

  1. Los jefes naturales, que en la democracia cerrada y oligárquica de los años ochenta contaban con ascendencia, prestigio y capacidad de convocatoria, como los liberales Alberto Lleras, Carlos Lleras, Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay y los conservadores Misael Pastrana, Álvaro Gómez, o en menor medida Belisario Betancur y J. Emilio Valderrama.

  2. Los políticos con trayectoria, formados en la competencia electoral y con aspiraciones presidenciales, que remplazaron a los jefes naturales. Algunos de ellos llegaron a la presidencia —como César Gaviria, Ernesto Samper, Andrés Pastrana, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe— y otros no fueron presidentes —como los liberales Alberto Santofimio, Luis Carlos Galán, Jaime Castro, Carlos Holmes Trujillo, Humberto de la Calle, Horacio Serpa o los conservadores como Noemí Sanín y Juan Camilo Restrepo—. (Lea el análisis).