20 junio, 2021

Primicias de la política, empresariales y de la farandula

Hay que recuperar la confianza en EPM y en la Alcaldía: concejales de Medellín

@QuinteroCalle @AlcaldiadeMed @ConcejoMedellin @EPMEstamosahi  

Se cumplió ayer en la mañana el debate de control político a la secretaria privada del alcalde, María Camila Villamizar (foto), quien asistió y respondió a los cuestionamientos que le tenían preparados algunos concejales de la oposición. 

La principal conclusión de este debate, es que se necesita trabajar más en la defensa de EPM, volverla de nuevo una empresa de confianza y devolver la tranquilidad a la ciudadanía en las actuaciones de la Alcaldía de Medellín. 

Así lo afirmaron los concejales que participaron en la sesión plenaria que hizo control político a la Secretaría Privada del alcalde María Camila Villamizar y a la Gerencia de Empresas Públicas de Medellín, citada por la bancada de oposición representada por el Partido Centro Democrático. 

Sobre el tema, el vocero de la bancada citante del Partido Centro Democrático, concejal Gabriel Dib Díaz-Granados (foto) manifestó que durante los 16 meses de Gobierno del alcalde Daniel Quintero se han presentado diversos factores que han desencadenado una crisis a nivel institucional, entre ellas, el paso de cuatro gerentes por EPM, la baja en la calificación de las calificadoras de riesgos y la declaración de insubsistencia del señor Álvaro Guillermo Rendón por parte del alcalde, entre otras. 

Explicó que estas razones han hecho que la compañía se vea sumergida en asuntos políticos de los cuales debería estar alejada, además, indicó que las actuaciones de la secretaria privada, en cabeza de María Camila Villamizar, han evidenciado intromisiones en las funciones de la empresa e irregularidades en temas de contratación que pueden derivar en detrimento patrimonial, como es el caso del nombramiento de un asesor que cuesta $ 500 millones de pesos anuales y que se ha logrado constatar que no es necesario. 

Enfatizó que en EPM sí se observa una toma hostil por parte de la Alcaldía en cabeza de la Secretaria Privada, sin embargo, trabajarán para defenderla y defender a Medellín como una ciudad de todos e hizo un llamado a la junta directiva para estar unidos en este propósito. 

Bajo la misma línea, el corporado Daniel Duque, del Partido Alianza Verde, segunda bancada citante, cuestionó el modelo de gestión pública de la actual Administración, explicó que Medellín ha estado y estará sometida a riesgos, el reto de cada Alcaldía es aportar a su identificación, contención o mitigación, pero el nuevo modelo de gobierno público de Medellín ha empeorado la situación. 

Con relación a EPM, afirmó que la han ido entregando poco a poco a partidos políticos tradicionales cercanos al alcalde y que la Secretaria Privada entregaba hojas de vida para nombramientos. 

Puntualizó que diversas decisiones de la autoridad central han mostrado conflicto de intereses como es el caso de Ruta N y la ampliación del objeto social de Metroparques, incrementando la desconfianza en las entidades de la Alcaldía y concluyó que EPM necesita un modelo de gestión que privilegie la transparencia, la honestidad y el mérito. 

Durante la intervención de los Corporados, el concejal Simón Molina del Partido Centro Democrático, bancada citante, aseveró que en la elección del señor Alejandro Calderón Chatet se observaron inconsistencias como que la vicepresidencia de Talento Humano no revisara la hoja de vida y la acreditación de estudios; por otra parte, expresó su preocupación por la falta de claridades de la junta directiva, la constante delegación de la Secretaria Privada en las reuniones de junta de EPM en las cuales da órdenes y extralimita sus funciones; y la falta de buenas prácticas, todo esto pone en riesgo la estabilidad de la compañía. 

Por su parte, el cabildante Alfredo Ramos, también de la bancada citante, manifestó que los funcionarios públicos deben tener responsabilidad con sus actitudes, no por el hecho de que EPM sea pública significa que se puedan dar órdenes de la misma forma que desde una Secretaría de despacho, su éxito está en la independencia y estabilidad, refiriéndose a las actuaciones de la Secretaria Privada. 

En su intervención, la secretaria Privada, María Camila Villamizar afirmó que la Alcaldía no está haciendo una toma hostil de EPM puesto que esta es una empresa comercial del Estado propiedad del Municipio, figura que le permite al alcalde actuar conforme a la Ley en lo que se denomina control administrativo o de tutela y busca que las entidades cumplan con el mandato del gobierno municipal, articulando sus metas con las del ente central. 

Agregó que, por los estatutos de la empresa, el alcalde o su delegado pueden presidir la Junta y nombrar cinco miembros en la misma. 

Finalizó diciendo que se está utilizando el Gobierno Corporativo como un instrumento para impedir el ejercicio de articulación entre el sector central y descentralizado para cumplir con los fines de servicios públicos. Le comentaron a El Reverbero de Juan Paz que en la segunda parte de su intervención fue un poco más agresiva con los citantes, a quienes calificó de chismosos y mentirosos. 

De igual forma, el gerente de EPM, Jorge Carrillo, expresó que la compañía no se encuentra en crisis, además, tampoco tiene participación en la selección o proceso para la elección del Gerente. 

Añadió que el reto de la empresa es revisar las inversiones en el exterior, mejorar los resultados en Afinia y aprovechar el talento humano de la entidad para sacarla adelante. 

En la plenaria, la presidenta del Sindicato de Trabajadores de EPM, Sinpro, Olga Lucía Arango, reiteró que nuevamente se intenta posicionar un discurso de desgobierno que no es cierto. Agregó que las malas decisiones administrativas pueden acabar con una empresa, por eso, hizo un llamado a respetar el código marco de Buen Gobierno Corporativo. 

Concluyó que el carácter autónomo de la empresa es el que le ha permitido crecer con un horizonte claro y con rigor social, dirigido a los habitantes de Medellín y el país.